El diputado Máximo Kirchner cuestionó a los grandes empresarios al remarcar que "las ideas que le exigían" a Cristina Fernández de Kirchner durante su mandato como presidenta "las aplicó" su sucesor, Mauricio Macri, y "fracasaron". En este sentido, les pidió discutir con "más humildad" ya que algunos reclamos al Gobierno "parecen un capricho sin explicación".

En referencia a los grandes empresarios que cuestionan las medidas del Gobierno "puede haber sectores que tienen un montón de prejuicios, pero aparte de prejuicios tienen intereses. Las ideas que estos sectores le exigían a Cristina hasta el 2015 las aplicó Macri y fracasaron", sostuvo durante una entrevista con Radio 10.

"Yo creo que les cuesta reconocer que fracasaron para el conjunto de la sociedad. Para algunos sectores importantes hubo grandes ganancias durante el macrismo, pero para algunos, no para todos", señaló el titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados.

Con respecto a los reclamos de los grandes sectores económicos, consideró que "a veces parece una suerte de capricho sin explicación", y enfatizó que "hay que sentarse a la mesa y discutir", ya que "si no, es muy compleja la salida" de Argentina.

Sobre esta línea, insistió en que "hay que comprobar que de las medidas que se proponen o las exigencias que tenía el gobierno de la expresidenta hasta el 2015, muchas Macri las llevó adelante, y los resultados están a la vista". "Hace falta más humildad y entender que la Argentina necesita de todos, de su sector público y el mercado", agregó.

En referencia a los grandes empresarios, cuestionó: "La mayoría de la sociedad ya reconoce la existencia de los mercados y este tipo de actores. Lo que hace falta es que este tipo de actores económicos y los mercados reconozca la existencia de la gente. Son 46 millones de personas con sueños, anhelos, que hoy la están pasando muy mal".

Al respecto, describió que desde que comenzó la extensión del coronavirus en Argentina "comerciantes han tenido que cerrar o están dándole la vuelta, producto de la caída económica que produce la pandemia, la desaparición de un sujeto económico en la Argentina que es el turista, tanto externo como interno".

Por eso, pidió "abandonar los lugares comunes y prejuicios para poder encontrar una aproximación a una síntesis superadora, que nos alejen de las propuestas extravagantes que ya fracasaron ayer, nomás", dado que "en los últimos tres años, el expresidente Macri justificó el endeudamiento externo argentino porque la lira turca se había movido un poco en alguna parte del mundo".

Además, criticó el rol que ocupa la oposición y su accionar, al considerar que sus referentes dicen "cualquier cosa" porque su electorado y los medios "no los exigen".

"La oposición encuentra un sistema mediático complaciente que no la exige, y eso hace que en vez de mejorar, empeore. Como no tienen exigencia de parte de su electorado ni de quienes manejan los medios de comunicación, terminan diciendo cualquier cosa. No tienen ningún reparo", opinó.

Al recordar que Macri vinculó la devaluación del dólar del año pasado con su derrota electoral ante el Frente de Todos, y los dichos del diputado Esteban Bullrich, quien aseguró que entre las PASO y las elecciones generales hubo "fraude", Kirchner recalcó: "La idea de querer castigar a la gente por lo que elige creo que habla más de quién las pronuncia. No creo que sea sano".