Tras la reunión del bloque del Frente de Todos-PJ que tendrá lugar hoy en la Cámara de Diputados, se comenzará a delinear el nombre de quién podría comandar el interbloque del Frente de Todos, para cuyo cargo se sumó en las últimas horas el nombre del líder de La Campora, el diputado Máximo Kirchner.

Trascendidos periodísticos dieron cuenta de cortocircuitos producido en las últimas semanas entre el actual titular del bloque kirchnerista, Agustín Rossi y quien será el futuro presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, versión que fuera desmentida desde las filas del santafesino y también desde las filas del PJ.

Lo cierto es que el presidente electo, Alberto Fernández, estaría evaluando nombrar a Rossi al frente de la cartera de Defensa, un cargo que ya desempeñó en la última etapa del Gobierno de Cristina Kirchner.

Con ese puesto vacante, el hijo de la ex presidenta asoma como el candidato con más chances de erigirse como jefe de la tropa peronista en la Cámara de Diputados, en reemplazo de Rossi.

A su vez, Máximo se haría cargo de una doble función de jefatura, ya que también asumiría como titular de la bancada kirchnerista (Frente para la Victoria), la más numerosa del interbloque Frente de Todos, que aglutinará al bloque Justicialista, Frente Renovador, Red por Argentina, Somos, Proyecto Sur, Patria Grande y Movimiento Evita, entre otros.

La idea de Fernández es que entre la presidencia de la Cámara y la del interbloque haya armonía, ya que será imprescindible para la nueva etapa coordinar hojas de ruta y decisiones.

En el massismo aprueban la probable designación de Kirchner, un hombre con el que el líder del Frente Renovador trabó un vínculo político y hasta personal durante la última campaña.

De hecho, el jefe camporista y su lugarteniente "Wado" de Pedro jugaron un rol clave, con varios asados mediante, en las negociaciones con Massa para sellar el regreso del tigrense al peronismo, en el marco del acuerdo electoral que resultaría exitoso en las urnas.

La decisión está sujeta a la aprobación final de Alberto Fernández, quien debe hacer equilibrio con el PJ de los gobernadores.

Si Kirchner fuera designado en Diputados, los gobernadores pretenderían quedarse al menos con la presidencia del interbloque en el Senado, algo que en principio la vicepresidenta electa Cristina Kirchner no estaría demasiado dispuesta a ceder porque para ese puesto postula a la también camporista Anabel Fernández Sagasti.

Las diferencias entre Massa y Rossi habrían quedado expuestas cuando el santafesino se enteró por los medios que el saliente presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, tenía un acuerdo con Massa para ser designado Defensor del Pueblo, propuesta que finalmente se diluyó cuando el santafesino habría decidido no dar quórum en la reunión bicameral que avanzaría sobre ese tema.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos