Los ministros de Transporte, Mario Meoni, y de Defensa, Agustín Rossi, expondrán esta semana ante el plenarios de comisiones de la Cámara Diputados, a través de videoconferencias, sobre las medidas adoptadas por sus carteras para enfrentar la pandemia del coronavirus.

La presencia de Meoni y Rossi se suma a la de otros funcionarios que ya participaron de videoconferencias que reavivan la actividad parlamentaria que había quedado paralizada tras el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional para mitigar la propagación del coronavirus en el país.

Para ello, la cámara de diputados puso en funcionamiento una plataforma digital que permitió esta última semana realizar dos reuniones de comisión en las que expusieron los ministros de Educación, Nicolás Trotta; de Salud, Ginés González García, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Esta semana, a través de esa misma herramienta, será el turno de Meoni, que expondrá el lunes a las 17 ante la comisión de Transporte, que preside el radical tucumano José Cano, mientras que Rossi lo hará el martes a las 17 ante la comisión de Defensa, cuyo titular es el bonaerense de la UCR Carlos Fernández.

Este martes además, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, analizará con los jefes parlamentarios la rebaja de sueldos y gastos de este cuerpo legislativo, para armar un fondo de $200 millones en cinco meses para transferir a las instituciones de salud, dedicadas a la atención de los afectados por la pandemia de coronavirus.

La intención de Massa es acordar con los presidentes de los diferentes bloques una reducción de sueldos de diputados, que ascendería al 40 por ciento, la suspensión de contratos de asesores y la restricción de pasajes y viajes. Sin embargo, Juntos por el Cambio quiere que el recorte abarque a todos los poderes del Estado y no solo a la Cámara de Diputados, según señalaron fuentes de ese espacio político.

Los diputados quieren dar dos señales simultáneas: que siguen trabajando aún con la imposibilidad de realizar reuniones presenciales y por ese motivo utilizan las videoconferencias para atender los informes de los ministros, y también mostrar un gesto de austeridad en momentos en que gran parte de la población vio reducidos sus ingresos.

El Gobierno tomó varias medidas para tratar de reducir el impacto de la reducción de la actividad económica y ahora están analizando de qué manera realizar algún tipo de reactivación sectorial pero manteniendo el control sanitario.