La Federación de Empleados de Comercio y Servicios ( Faecys) gestiona ante las cámaras empresarias del sector un bono de fin de año para los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en supermercados, mayoristas y grandes tiendas.

Los empleadores ya recibieron la solicitud oficial la semana pasada y según destacaron desde esa organización gremial, que lidera Armando Cavalieri, a BAE Negocios la pretensión es que la gratificación para este año supere en un 50% a los $8.000 otorgados en 2020.

En efecto, la dinámica para el adicional busca su trazo grueso en un acuerdo similar al que ya se rubricó el año pasado cuando, más allá del indisimulable impacto de la Crisis Covid-19 en las ventas de supermercados, mayoristas y tiendas.

Para 2020 los empleados recibieron un bono cuyo valor osciló entre los $7.000 y $8.000 de acuerdo al criterio de cada empleador.

Con la premisa de cálculo para el bono en rigor del incremento sostenido de precios, la Faecys considera que el 50% es el monto adecuado y permitirá alcanzar un valor entre $11.000 y $12.000.



Recuperación



La recuperación paulatina de la actividad mercantil como también el desarrollo de acuerdos paritarios más aceitados y sin el nivel de fricción que alcanzaron en 2020, son alternativas que hacen presumir al gremio que llegarán a obtener este beneficio adicional al salario, antes de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

La federación mercantil estima que una vez concretado el bono deberán iniciar la revisión paritaria del acuerdo que suscribieron en agosto. En esa ocasión alcanzaron un valor del 42% merced a los 9 puntos que sumaron en agosto donde también se agregó un bono de $4.000.

La revisión está prevista para enero, pero ya hay gestiones para que en diciembre se abra la discusión salarial. La premisa de la federación gremial es lograr no menos de un 10% en esa revisión con la mirada en la inflación anual y teniendo en cuenta que este gremio es uno de los más numerosos en relación a la cantidad de trabajadores/as registrados que lo componen.