En pos de "la igualdad sustantiva que la región necesita", el presidente Alberto Fernández propuso la creación de un observatorio contra las violencias de género a sus pares del Mercosur tras "intensificarse" esta situación durante la pandemia de coronavirus.

"Hoy más que nunca es imprescindible contar con mecanismos que permitan combatir la violencia por motivos de género, hacerlo de un modo integral y transversal", expresó este viernes una reunión virtual con sus pares de Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile para conmemorar el 30° aniversario de la firma del Tratado de Asunción por el que se creó el organismo regional.

Según Fernández, la pandemia no ha hecho más intensificar y mostrar con mayor claridad las violencias de las que son víctimas mujeres y niñas en toda su diversidad.

"Vivimos épocas complejas. La conmemoración de los treinta años del Mercosur nos encuentra atravesados por la pandemia, que se agrega a desafíos prexistentes como el cambio climático, la inestabilidad del sistema financiero internacional y la desigual de los beneficios del comercio y la tecnología", dijo.

Y agregó: "Hablamos en todos los casos de problemas de acción colectiva que demandan respuestas cooperativas e instituciones regionales y multilaterales capaces de generar compromisos estables. De allí, el rol fundamental que tiene el Mercosur para actuar como un bloque cohesionado en ámbitos internacionales donde actualmente se reescriben las reglas de juego en el mundo global".

Las palabras de apertura del evento, en el que fue presentado el Estatuto de Ciudadanía del Mercosur (ECM), estuvieron a cargo de Fernández al detentar la Argentina la Presidencia Pro Témpore del bloque.

Estuvieron en el encuentro virtual el presidente de la República Federativa de Brasil, Jair Bolsonaro; de la República del Paraguay, Miguel Abdo Benítez; de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle Pou; del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce; y de la República de Chile, Sebastián Piñera.