Tras cuatro meses de conflicto con varias medidas de fuerza en el subte, los metrodelegados y la empresa Metrovías firmaron un nuevo acuerdo salarial para los trabajadores del sector por un 25,5%, más una recomposición del 3,6% y un bono de 4.000 pesos por única vez.

Los pagos serán en dos cuotas, del 20% el mes próximo y del 5,5% restante en diciembre, con el pago único de un bono de 4.000 pesos y un 3,6% correspondiente a la paritaria anterior. El acuerdo regirá hasta marzo de 2019, aunque cuenta con una cláusula de revisión previa.

El entendimiento se rubricó en una audiencia que las partes mantuvieron en la Secretaría de Trabajo porteña, luego de que la Ciudad aceptar volver a negociar paritarias convocando a los metrodelegados, quienes días antes amenazaron con realizar un paro de tres horas en las seis líneas y el Premetro.

Antes de firmar el acta de suba salarial, los metrodelegados, se comprometieron a no obstaculizar el servicio o en todo caso, a avisar con al menos cinco días de anticipación. Para la agrupación supuso un éxito doble ya que hubo un reconocimiento explícito como actor sindical, luego del fallo de la Corte Suprema que le suspendió la personería gremial por lo cual Metrovías había firmado en abril pasado la paritaria con el otro gremio del sector, la UTA.