La dirigente Milagro Sala se descompuso ayer en su lugar de detención domiciliaria y debió ser trasladada por el SAME al Hospital Pablo Soria de San Salvador de Jujuy. La dirigente social habría sido hallada por los efectivos policiales que habían ido a buscarla a la casa de El Carmen para llevarla a declarar en una de las causas que tiene en su contra, conocida como "Pibes Villeros", indicaron medios de prensa locales.

Fuentes del entorno de Sala informaron que la mujer se encuentra "entubada y estable" y que los médicos están "estudiando las causas que produjeron" la descompensación que sufrió "durante el almuerzo".

También precisaron que la mujer "fue encontrada inconsciente" y que el SAME llegó "más de 40 minutos después de que la defensa denunciara la situación ante el Tribunal Criminal 3", a cargo del caso.

La líder de la Tupac Amaru fue derivada al Hospital Pablo Soria, lo que demoró el inicio de una nueva jornada de debate judicial en el marco de la denuncia por la desaparición de unos 60 millones de pesos que estaban en manos de la organización y que tenían que ser utilizados para la construcción de viviendas en Jujuy.

El Comité por la Libertad de Milagro Sala responsabilizó por el episodio al Poder Judicial de Jujuy que, aseguró, "continúa incumpliendo la medida provisional dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ratificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación que determinó que debía cumplir detención domiciliaria en su residencia habitual, en el barrio de Cuyaya y los jueces la confinaron a un lugar alejado de la ciudad, sin señal telefónica, y con dificultades en el acceso a los médicos".