Alessandra Minnicelli, la esposa de Julio De Vido, volvió a arremeter contra la senadora  Cristina Kirchner, de quien dijo que si “hubiese tenido  un gesto”, al ex ministro de Planificación Federal “no lo  desaforaban y no iba preso”.

Según analizó, el bloque de Diputados del Frente para la  Victoria-PJ le soltó la mano a De Vido en la votación del  desafuero luego de que la ex presidenta dijera públicamente que  “no ponía las manos en el fuego por Julio”. . 

“Esto empezó con la discusión ridícula de la inhabilidad  moral donde a Julio le sobraron 16 votos y de golpe en el  desafuero el PJ se repliega porque ella dijo que no ponía las  manos en el fuego por Julio. El peronismo es un movimiento  vertical cualquier gesto o movimiento que hace el líder,  determina”, resaltó.

En este sentido, Minnicelli dijo que Cristina Kirchner  “defraudó” la “confianza” que le tenía, y agregó que De Vido  también está “decepcionado” con la actitud de ella. .  

“Yo hablo de confianza y ella defraudó mi confianza, la  defraudó. Y Julio yo creo que está decepcionado y eso da  tristeza, esperaba otra actitud de quien conduce. Ella es la  líder de un equipo de trabajo, y si marca una desconfianza sobre  uno, qué queda para el resto en una estructura tan vertical como  el peronismo”, subrayó.

En tanto, diferenció el vínculo político y personal que su  marido tenía con Néstor Kirchner respecto del que después entabló con Cristina.

“Néstor lo reconocía mucho más y estaban más cerca desde lo  físico cuando se presentaban en público. Con Cristina era la  otra la relación”, explicó.

Y agregó: “Con Néstor había una relación de conocimiento de  muchos años desde Santa Cruz, cuando llegó Cristina al gobierno  buscó desprenderse de la política y de la gente de Néstor  incluso físicamente. La cercanía con Cristina fue a través y por Néstor”.

Al respecto, opinó que Néstor “tenía una oreja grande”  mientras que su esposa y sucesora en la Presidencia “no tanto”.

“Ella tiene una forma de gestión y vinculación con las  personas distinta a Néstor, al gobernar Él tenía una oreja  grande y ella no tanto, es mi apreciación”, consideró.

Por otra parte, dijo que jamás hubiera imaginado que De Vido terminaría detenido “porque su gestión pública fue impecable‘

“No pensé que los medios aliados con la Justicia que toma  decisiones políticas, meterían preso a mi marido”, expresó. 

Sobre las causas de corrupción que se le atribuyen a  funcionarios que estaban bajo la órbita del Ministerio de  Planificación, Minnicelli excusó a su marido al sostener que “no podía estar en el día a día en las compras de cada área” y que  “podía desconocer lo que hacía cualquiera”. 

“Las obras se ejecutaban de forma descentralizada en las  provincias y la justicia selectiva sólo investiga a Julio”, se quejó.