A sólo 5 días hábiles del inicio del ciclo lectivo, sólo las provincias de Misiones y Salta alcanzaron un acuerdo con los docentes, en tanto que en 11 distritos aún no hubo una oferta oficial.

La brecha entre los gobiernos provinciales y los sindicatos docentes es grande lo que agita la amenaza de medidas de fuerza en el marco del retorno a clases del 5 de marzo.

El gobernador misionero Hugo Passalacqua rubricó una suba del 15,5%, en dos tramos (febrero, abril) y sin claúsula gatillo, en tanto que el viernes se sumó el gobernador por Salta, Juan Manuel Urtubey, quién cerró en un 15% en 4 tramos (febrero, mayo, julio y septiembre) y sin actualización automática por inflación.

En el resto de las provincias, arrancaron ayer negociaciones afiebradas para intentar destrabar las negociaciones entre las partes, aunque las diferencias distritos abren paso a la alternativa de aumentos por decreto, tal el caso Alfredo Cornejo en Mendoza, o en el pago de anticipos a cuenta de futuros aumentos tal lo anunciado por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, de 600 pesos por cargo (hasta dos cargos) con los sueldos de febrero.