Integrantes de movimientos sociales realizaron ayer una protesta frente a la sede del banco de inversión JP Morgan, en Puerto Madero, donde colocaron ollas populares para rechazar las políticas del Gobierno del presidente Mauricio Macri.

Militantes del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el MTD Aníbal Verón, el Frente Popular Darío Santillán y el MRP, entre otras agrupaciones, cuestionaron "la política de ajuste y hambre que se está llevando adelante" el Gobierno y "que sólo beneficia a los especuladores financieros".

"Le exigimos al Gobierno estar a la altura de las demandas populares del sector de trabajadoras y trabajadores precarizados y de la economía popular", subrayaron.

En un comunicado, las organizaciones señalaron que "con 8 millones de niños y niñas pobres es una falta de respeto que el Gobierno siga atendiendo con parches el problema estructural del hambre y la pobreza mientras se fugan miles de millones de pesos al exterior". La protesta se enmarcó en las medidas de fuerza que ese grupo había anunciado la semana pasada, tras la reunión que mantuvieron con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, al considerar que sus reclamos no habían obtenido respuestas. De ese encuentro participaron también las organizaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), que mantienen el diálogo con el Gobierno y demoraron la implementación de protestas.