Con cincuenta cortes de calles y puentes en accesos a la Capital Federal y otras ciudades del país se cumplirá una nueva jornada de protesta a cargo de los militantes de organizaciones sociales, en rechazo "al programa económico que lleva adelante el presidente Mauricio Macri". Los piquetes tendrán lugar desde la mañana y hasta las 17 en el marco de una jornada nacional de lucha convocada para reclamar "un diálogo amplio con el Gobierno" para encontrar soluciones de fondo para los sectores más postergados de la sociedad, de acuerdo a lo que expresaron las organizaciones convocantes.

En efecto, entre esas agrupaciones se encuentran el Frente Social Milagro Sala y las CTA Autónoma y de los Trabajadores de la Capital Federal, cuyos dirigentes anunciaron la realización de la protesta en una conferencia de prensa que se realizó en la Agencia Télam de la avenida Belgrano al 300, cuyos trabajadores se encuentra de paro a raíz de más de 350 despidos, conflicto en el cual la Justicia se expidió en la víspera a favor de los trabajadores de esa agencia noticiosa.

El dirigente Alejandro "Coco" Garfagnini del Frente Social Milagro Sala precisó que los piquetes tendrán como epicentro el Puente Pueyrredón que une la ciudad con la provincia de Buenos aires; la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata; el Acceso Oeste; la Ruta Panamericana y puntos neurálgicos de las ciudades de Rosario, Córdoba y de la provincia de Chaco. Garfagnini advirtió al Gobierno que de continuar por este camino no habrá salidas sino el impacto contra el fondo de un callejón ya que "el pueblo argentino está en una situación grave y desesperante".

"El Gobierno tiene que sentarse a dialogar con todos los sectores sociales de la Argentina para construir una paritaria social y popular que nos permita abordar esta situación de emergencia desesperante que vive nuestro pueblo", señaló.

Además ayer los militantes de la Federación de Organizaciones de Base (FOB) se manifestaron frente a la sede de la Sociedad Rural en el barrio de Palermo contra el modelo económico.

Bajo el lema "El hambre y la inflación no se aguantan más" y "Que el ajuste lo paguen los ricos", los manifestantes de la FOB se movilizaron en el microcentro y denunciaron que "los empresarios y los bancos siguen ganando a costa de los más humildes, que están en emergencia económica".