El jefe de los Camioneros, Hugo Moyano, criticó que el presidente Mauricio Macri "no advierte" que hay "mucha disconformidad entre la gente" y cuestionó que "los trabajadores no quieren ser cómplices de una CGT entreguista", al criticar el rol de algunos sectores sindicales en la discusión paritaria.

El ex líder de la CGT sostuvo que ya está en la tarea de "unificar al peronismo" porque, remarcó, "habernos separado nos hizo perder la elección". También afirmó que "este es el comienzo de la tarea que tenemos que llevar adelante los que tenemos cierta experiencia para cumplir un rol protagónico en 2019".

"Es el mejor homenaje que le podemos hacer a (Juan Domingo) Perón: llegar unidos", sentenció el sindicalista, quien adelantó que va a participar de una reunión en San Luis para avanzar en la unidad del Partido Justicialista.

En cuanto a la discusión salarial, criticó que "los trabajadores que menos ganan son los de Comercio y desgraciadamente son la mayoría" y "el Gobierno lo pone de ejemplo a ( el titular de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios, Armando) Cavalieri por eso", quien hace algunos días cerró un acuerdo paritario de 15% de incremento salarial.

Ante esta situación, el presidente del club Independiente reprochó, en declaraciones a radio 10, que "los trabajadores no quieren ser cómplices de una CGT entreguista". 

En cuanto a su situación judicial, aseguró que desde el Ejecutivo "todos los días inventan algo nuevo" para "distraer". No obstante, indicó que "la gente se expresa de manera muy contundente, primero con la presencia multitudinaria y luego con el orden, la responsabilidad y la firmeza, cosa que no pueden ocultar".

"Le digo a Macri que si me quiere meter preso que me meta, pero jamás se meterá con los trabajadores", enfatizó el dirigente sindical, quien cuestionó que el Presidente "no advierte que hay mucha disconformidad con el Gobierno, y cada vez más".

Moyano también negó haber apoyado el desembarco de Macri a la Presidencia, al señar que él "siempre" fue peronista, en cambio el jefe de Estado "nunca lo fue, ni actuó como tal".

"Cuando estaba en la Ciudad le daba respuesta a los trabajadores, pero creo que se sentía presionado por el gobierno nacional y buscaba algunos aliados, como nosotros", expresó.