El Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), que conducen Hugo y Pablo Moyano,  rechazó los cambios que el Gobierno de la Ciudad quiere realizar en cuanto a las condiciones laborales de los trabajadores de la Rama Recolección de Residuos. No sólo repudió "la intención de recortar los días de trabajo", sino que además advirtió que adoptará medidas de fuerza.

Pablo Moyano y Marcelo Aparicio, secretarios general adjunto y Gremial del sindicato, señalaron a través de un comunicado su "profunda preocupación" ante "la postura del Ejecutivo porteño, que insiste en recortar los días laborales de la Rama Recolección".

Los dirigentes gremiales manifestaron que la decisión que busca adoptar el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, implicaría que los trabajadores no puedan cumplir tareas los feriados nacionales, lo que afectará "los ingresos del personal y sus familias". "Bajo ninguna circunstancia el gremio aceptará cambios en la forma de trabajo de la Rama Recolección de Residuos de la Ciudad. Se trata de una medida perversa que modificaría el actual nivel salarial de los trabajadores, por lo que se adoptarán medidas", remarcaron en el texto.

Moyano y Aparicio enfatizaron que si el Ejecutivo porteño insiste con esa posibilidad de recorte de los días laborales o con cualquier otra decisión que perjudique el bolsillo de los trabajadores comenzarán "las medidas gremiales", y denunciaron que el gobierno de Rodríguez Larreta procura "perjudicar y humillar" a los trabajadorea al no respetar los derechos adquiridos por tan solo "un capricho presupuestario".

"Existe un capricho de ajuste económico, pero hay otros medios para reducir sin perjudicar el poder adquisitivo de los trabajadores esenciales, quienes cumplieron un rol fundamental durante la grave pandemia de coronavirus para mantener la higiene", puntualizaron desde Sichoca. Y exigieron a Rodríguez Larreta "la revisión de una absurda medida contra los camioneros, porque avanzarán con un plan de acción".