El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Hugo Moyano, consideró que la decisión de la CGT de no exigir un bono de manera generalizada "es un error" y le pidió a los dirigentes sindicales que "se callen la boca" para no crear "un clima de que nadie está en condiciones de dar un aumento de salario".

"Lo que han expresado es un error. Si ellos creen que sus salarios son lo suficientemente amplios como para no pedirlo, que se callen la boca, pero que no creen un clima de que nadie está en condiciones de dar un aumento de salario", sostuvo el referente gremial.

Consultado sobre si su postura dificulta la unidad de la central obrera, el líder camionero aseguró: "No sé si me aleja de la CGT. Éso lo verán ellos. Entre todos hemos decidido apoyar en la medida de las posibilidades al Gobierno electo para ayudarlo a salir de esta situación, pero de ahí a resignar los derechos de los trabajadores hay un camino muy largo. El que lo quiera hacer o esté acostumbrado a hacerlo, que lo haga. Nosotros no estamos dispuesto a hacerlo".