El líder del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, volvió a negar que la marcha de protesta de pasado mañana sea para "contrarrestar a la Justicia", por las causas en las que se lo investiga, y se preguntó si "tener algo significa ser deshonesto".

El dirigente consideró, además, que "va a ir mucha gente" a la movilización del 21 de febrero, incluso afiliados "de los gremios de dirigentes que no han convocado".

"La gente está sufriendo necesidades, perdiendo el poder adquisitivo de los salarios, lo que pasó con los jubilados", resaltó el dirigente, por lo que "está muy disconforme con lo que está pasando".

Al participar del programa "La Noche de Mirtha Legrand", el referente sindical opinó que el Gobierno "no cumplió con muchas de las promesas que realizó a los trabajadores".

"Creen que con el aumento del 15% está bien. De acuerdo a la inflación no tiene sentido, lo toman como un aumento, es mentira", cuestionó.

De esta manera, el secretario general de Camioneros defendió la movilización y señaló que hay que seguir reclamando porque "cuando no hay respuesta no queda otro camino".

"El diálogo por el diálogo no sirve, cuando no hay respuestas concretas a los pedidos de los trabajadores", aclaró.

Moyano aseguró en cuanto a las causas judiciales en las que se lo menciona que lo "acusan de todo", pero no está "imputado en nada". "A mí no me persigue la Justicia, son los medios los que me persiguen", dijo el también presidente del club Independiente.