El líder camionero Hugo Moyano afirmó que "por supuesto" se reuniría con el presidente Mauricio Macri si éste lo convocara a un encuentro, pero el jefe de Gabinete, Marcos Peña, descartó de plano esa posibilidad y dijo que el dirigente sindical no debería tener al primer mandatario como interlocutor "para hablar de temas judiciales".

"Yo me voy a sentar con el Presidente si cree que necesita sentarse conmigo para encontrar alguna solución a algún conflicto", señaló Moyano en declaraciones a radio La Red, un día después de la masiva movilización que se concentró ayer en la avenida 9 de Julio, pero enseguida aclaró que "eso no quiere decir que él esté de acuerdo conmigo y yo esté de acuerdo con él".

La posibilidad del diálogo entre el líder gremial y el Presidente quedó rápidamente congelada por las declaraciones de Peña, quien minutos después descartó esa chance.

"No sé cuál sería el tema en este contexto. Si nos guiamos por el discurso de ayer, para hablar de temas judiciales no es la persona con quien tiene que juntarse. Es otro poder, no es el Poder Ejecutivo", chicaneó el jefe de Gabinete.

Peña aclaró que "no hay ni un pedido (de reunión) ni una cuestión puntual" y que además el "ámbito natural" para el diálogo entre los sindicatos y el Gobierno es el Ministerio de Trabajo, que "analizará si hay una demanda puntual".

El día después de la marcha, Moyano destacó que la manifestación fue multitudinaria, que se desarrolló "con todo el orden y el respeto a la democracia", y que eso "demuestra claramente que los trabajadores somos democráticos y no desestabilizadores".