El moyanismo, sus aliados dentro de la CGT y las dos CTA se reunirán mañana para ultimar los detalles de la marcha que harán contra el Gobierno, aunque resta ratificar si se hará el 22 de febrero como estaba previsto o cederán ante el reclamo de los familiares de la tragedia de Once y modificarán la fecha.

El encuentro, que se realizará en la sede de Camioneros desde las 11, estará encabezado por Pablo Moyano y hasta allí irán dirigentes de la CGT cercanos al camionero, de las dos CTA y de organizaciones sociales, todos sectores que ya anunciaron que movilizarán.

"Estamos haciendo todos los permisos para que nos habiliten 9 de Julio y Belgrano. Un lugar histórico del peronismo. Y el orador va a ser uno solo: Hugo Moyano", avisó días atrás Pablo Moyano.

No obstante, hay otra cuestión en torno a la marcha que generó diferencias, que es la fecha escogida, la cual coincide con el sexto aniversario de la tragedia de Once, cuyos familiares piden que no se superponga con esta movilización sindical.

Luego de que el viernes pasado se conocieran públicamente los primeros reclamos de los familiares de Once, Pablo Moyano salio a ratificar la fecha del 22 de febrero, pero este fin de semana su hermano Facundo Moyano y el miembro del triunvirato de la CGT que responde a este sector, Juan Carlos Schmid, dijeron que lo más probable era que se cambiara el día de la marcha.

María Luján Rey, madre del joven fallecido Lucas Menghini, volvió a cuestionar ayer al gremio de Camioneros por elegir el 22 de febrero, afirmó que no puede "entender el capricho" de los dirigente sindicales y consideró que realizar la movilización el 22 es una "falta de respeto" al recordar que "la mayoría de las víctimas y los heridos eran trabajadores".