Eugenio Zanarini, titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, fue encontrado muerto en su casa esta mañana a sus 71 años. Estiman que murió de un infarto ya que padecía una insuficiencia cardíaca.

El fallecimiento del superintendente fue confirmado por fuentes del Ministerio de Salud a La Nación. Zanarini fue la mano derecha de Ginés González García durante su gestión como ministro de Salud.

Zanarini estaba a cargo del organismo que regula y controla a las obras sociales y a las entidades de medicina prepaga. Había asumido en su rol el 14 de enero de 2020, poco tiempo antes de que la pandemia de coronavirus llegue a la Argentina.

Era licenciado en Relaciones Industriales (UADE), magíster en Dirección y Gestión de Servicios de Bienestar Social de la Univ. de Alcalá-España y magíster en Management y Marketing estratégico (UCES), y ex interventor de la Administración de Programas Especiales.

El 31 de diciembre de 2020 Zanarini tuvo un infarto. Fue el mismo día en que el presidente Alberto Fernández dejó sin efecto el aumento del 7% otorgado a las prepagas, el cual había sido dispuesto 24 horas antes. Sin González García al mando de Salud, el funcionario había prometido acompañar a la nueva ministra, Carla Vizzotti.