El Gobierno nacional anuló la entrega de 31 bienes que la administración del ex presidente Mauricio Macri le otorgó a la Ciudad de Buenos Aires antes de terminar su mandato. Además, ordenó iniciar una investigación para determinar la legalidad del proceso ya que consideró que el traspaso es "inconveniente para el interés público" en tanto que la fecha del acuerdo resulta sospechosa.

La medida fue tomada por medio del Decreto 145/2020 publicado este lunes en el Boletín Oficial, por el cual se derogó el artículo 23 del artículo 1382/12, incorporado por por el artículo 5 del decreto 740/19, en el cual se facultó al se facultó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) a cancelar deudas del Estado Nacional o cumplir con asistencia financiera con bienes inmuebles "desafectados del uso, declarados innecesarios y/o sin destino".

Según argumenta el Gobierno en el decreto, el traspaso de esas 31 escrituras "desnaturaliza la función asignada a la Agencia de Administración de Bienes del Estado" e "implica un desprendimiento de activos insustituibles que pertenecen al Estado Nacional".

La entrega de "inmuebles "para cancelar deudas o cumplimentar compromisos de asistencia económico-financiera" resulta "manifiestamente improcedente e inconveniente para el interés público", advirtió.

Asimismo, el Ejecutivo resaltó que la medida fue adoptada el día después de las elecciones generales en las que se ratificó el triunfo del Frente de Todos; por lo que la administración de Alberto Fernández calificó como "gravoso y reprochable" este accionar y argumentó: "La dación en pago de inmuebles se realiza exclusivamente a favor de una sola jurisdicción, como ha ocurrido con las formalizadas a favor de la Ciudad de Buenos Aires".



"Todo lo actuado (.) hace inferir que la urgencia en el dictado de la norma que se critica estaba dada para concretar las operaciones realizadas a favor de la Ciudad de Buenos Aires y no en mejorar el ejercicio de las atribuciones de la Agencia de Administración de Bienes del Estado", agrega.

Las 31 escrituras mencionadas corresponden a playas ferroviarias y parcelas ubicadas en Caballito, Belgrano y Liniers y la concesión de los espacios debajo de dos viaductos, el Mitre y el San Martín, además del Paseo del Bajo y compensaciones por pagos no realizados desde Nación.

El decreto salió con la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y todos los ministros del Gabinete Nacional.