La Corte Suprema de Justicia le ordenó al Estado Nacional pagarle alrededor de 15.000 millones de pesos a la provincia de San Luis por retenciones a sumas en concepto de coparticipación. La provincia gobernada por Alberto Rodríguez Saá inició la causa en 2015 y pidió por las retenciones del 15% del ANSES y de 1,9% por AFIP.

La decisión fue tomada por mayoría, con los votos de los ministros Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, mientras que el presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, se excusó de intervenir por haber sido abogado de otra provincia que mantiene un reclamo similar, pero por una suma mayor.