El Gobierno recibió en la Casa Rosada al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para empezar a definir cómo continuará la cuarentena en la Ciudad y el Conurbano a partir de la semana que viene. Los mandatarios distritales fueron recibidos por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

El primero en llegar fue el referente del PRO, quien arribó acompañado a por su ministro de Salud, Fernán QuirósEl jefe porteño le planteó la inquietud, adelantada en estos días, de volver a poner en marcha en la Ciudad la actividad de la construcción, como así también la implementación del sistema take away, para que los vecinos retiren, sus compras de los locales minoristas habilitados. Con esa previsión, podrían ampliarse los rubros autorizados.

Kicillof, que se incorporó a la reunión cuando ya llevaba un rato. Si bien el mandatario provincial comparte la inquietud por habilitar la construcción, la conversación pasó por las tareas de articulación entre ambos distritos.

Para poder cumplir con esa aspiración, ambos distritos deben resolver el problema del hacinamiento de personas en el transporte público metropolitano, un tema que complica cualquier vía de normalización a gran escala.

Desde el ministerio de Transporte confirmaron a BAE Negocios que le solicitaron a ambos distritos la disposición de medidas provisorias o de mediano plazo para resolver esa problemática. Entre ellas, "habilitar bicisendas que conecten la Ciudad con la provincia y vías especiales para que lo hagan las motos". También le solicitó reponer las combis (lo que ya se concretó) y establecer horarios diferenciados para distintas actividades, de modo de evitar las aglomeraciones.