En la Casa Rosada celebraron por adelantado el principio de acuerdo al que arribaron ayer con los gobernadores para la reducción del déficit fiscal al 1,3% del PBI en 2019, en el que estaría casi cerrado el 75% del ajuste de $100 mil millones que está a cargo de las provincias. Los principales recortes estarán centrados en el traspaso de los subsidios al transporte de pasajeros y la eliminación del Fondo Federal Solidario (Fofeso). Aún con las negociaciones avanzadas, entre los mandatarios provinciales persiste un fuerte malestar por la falta de respuestas del Poder Ejecutivo nacional en cuanto a cómo se los compensará por lo que dejen de percibir el año próximo en medio de un escenario de crisis económica y continúan las dudas sobre cuáles serán las áreas por donde pasará la restante poda.

En un encuentro en la Casa de Salta que se realizó ayer, los secretarios Rodrigo Pena, de Hacienda; y Alejandro Caldarelli, de Provincias y Municipios, y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, y los ministros de Economía de los distritos gobernados por la oposición acercaron posiciones para que la Nación transfiera a las provincias una parte de los subsidios al transporte de pasajeros, que equivaldría a $45 mil millones. De ese total, casi la mitad recaerá sobre la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, algo a lo que ya habían accedido la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; y el mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, semanas atrás para destrabar las conversaciones con sus demás pares.

Como parte del ajuste propuesto por la Nación para cumplir con los requerimientos del FMI se contemplan también los $26 mil millones que las distintas jurisdicciones dejarán de recibir tras la eliminación del Fofeso, también conocido como Fondo Sojero. Se incluyen otros $10 mil millones que no son parte de la discusión porque están ligados a la mayor recaudación y al ajuste por inflación el año próximo. De este modo, restaría acuerdo por alrededor de $20 mil millones para completar la poda.

Varios de los jefes de Hacienda provinciales que participaron de la reunión con los funcionarios nacionales todavía masticaban la bronca por la decisión unilateral del gobierno de Mauricio Macri de eliminar el Fofeso a partir de este año y no del próximo, como habían acordado en encuentros anteriores. "Prevalece la resignación por lo del Fondo Sojero", señaló a este diario el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, quien además subrayó que desde la administración de la alianza Cambiemos explicaron que el "Gobierno nacional tuvo que adelantar ese anuncio por la situación crítica que se vive".

La semana próxima habrá una nueva reunión para intentar llegar a un acuerdo sobre lo que resta recortar. Desde las provincias insisten en aumentar los impuestos, sin embargo desde el oficialismo nacional les respondieron que no están dispuestos a suspender la rebaja en Ingresos Brutos, ni a eliminar el reparto de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), como vienen pidiendo con fuerza algunos distritos. "Nosotros queremos discutir más cómo mejorar los ingresos, pero ellos están más con la idea de recortar gastos", apuntó Giordano.