El presidente Alberto Fernández exhortó a los gobernadores a comprometerse y coordinar acciones que den respuestas a las mujeres que sufren violencia de género, al asumir que "la reacción estatal es lenta o no existe" ante estas situaciones, al firmar un Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género, en el marco del Día Internacional de la Mujer, en un acto en Casa de Gobierno.

"Que este Día Internacional de la Mujer sea un día de respuestas y, del mismo modo que construimos memoria, verdad y justicia para los genocidas, pongamos fin a la desigualdad en cuestión de género" y a "los femicidios y la violencia contra la mujer" con "políticas de Estado" que trasciendan los Gobiernos, pidió Fernández luego de firmar junto a los mandatarios de las 24 jurisdicciones el Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género, iniciativa que los compromete a integrar un Consejo Federal para la prevención y el abordaje de femicidios.

En un acto realizado en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno, el Presidente asumió que "es muy difícil trabajar desde la Nación porque es un trabajo que se hace en soledad y con sentido voluntarista" y sin lograr mejorar "los rankings de femicidios" y, por ese motivo, y ante la presencia de los gobernadores, algunos en forma presencial y otros virtual es que decidió, según enfatizó, que hoy "sea un día de respuestas".

Acompañado por los ministros del Interior, Eduardo de Pedro, y de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, el jefe de Estado agregó que es necesario "comprometerse a ponerle fin a discriminar a nadie por su condición de género y a hacer la sociedad justa que nos merecemos".

Reconoció que "los femicidios son hechos que existían y estaban ocultos", como parte de "la cultura patriarcal que generó un sinfín de injusticias y destratos", y que se "ha llevado vidas y lastimado la salud de las mujeres".

En el documento, los gobernadores se comprometen a "integrar el Consejo Federal para la prevención y el abordaje de femicidios, travesticidios y transfemicidios; a adherir al Sistema Único de Registro de denuncias por violencia de género (URGE) y al Sistema Integrado de casos de violencia de género (SICVG), y a jerarquizar y fortalecer las áreas de género provinciales y municipales".

La iniciativa buscará "promover una rápida, coordinada y especializada gestión de los casos de violencia de género en el Poder Judicial de cada provincia, fortalecer la capacitación en perspectiva de género para las fuerzas policiales y generar mecanismos que faciliten la realización de denuncias en casos que involucren a miembros de las fuerzas de seguridad", se informó oficialmente.

Según Gómez Acorta, la firma del acuerdo es "un hecho que formará un hito en la historia de nuestro país" y destacó que la iniciativa "expresa una voluntad política uniforme de compromiso frente a lo que la sociedad está demandando".

"No hay más margen para que ningún sector de la política, sin importar partido ni dónde estemos ubicados en la patria, deje de priorizar este asunto", manifestó.

Participaron en el acto los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Ziliotto (La Pampa), Arabella Carreras (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Sergio Uñac (San Juan), José Manzur (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gildo Insfrán (Formosa), Jorge Capitanich (Chaco) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones).

Asimismo, estuvieron conectados a través de videoconferencia los mandatarios provinciales Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Sáenz (Salta) y Alicia Kirchner (Santa Cruz). Por otra parte, adhirieron la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Catamarca, Córdoba, Mendoza, San Luis y Santa Fe, cuyos representantes no pudieron estar presentes por cuestiones de agenda.