Circula en  Facebook una publicación en la que se asegura que el ex ministro de Planificación Federal de la Nación (2003-2015), Julio de Vido, fue habilitado a competir como precandidato a diputado nacional por el Frente de Todos. El posteo tiene una imagen que muestra al ex funcionario con un traje naranja, que emula el de los presos en Estados Unidos, con el logo de la coalición que lleva a Alberto Fernández como precandidato presidencial; un pañuelo amarillo con la insignia del “Nunca Más”, pero para reclamar “Nunca Más Kirchnerismo”, a diferencia de su uso tradicional vinculado a temas de derechos humanos. Y reza: “Julio de Vido delincuente preso. Candidato a diputado nacional por el kirchnerismo”.

Sin embargo, esta información es falsa: De Vido es precandidato a diputado nacional, pero por el partido Dignidad Popular, que lleva lista corta (es decir, sin ninguna fórmula presidencial) con el periodista Santiago Cúneo como precandidato a gobernador bonaerense. Cúneo, sin embargo, se reunió con Máximo Kirchner luego de lanzar su candidatura y lo hizo saber en Twitter.

Cúneo se reunió con el hijo de Cristina Kirchner para expresarle su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández. La foto causó polémica porque al periodista se lo acusa de ser un militante antijudío. De hecho, el propio Alberto Fernández cuestionó la reunión.

La condición procesal de De Vido no le impide postularse ya que si bien permanece preso desde hace más de un año y medio en el penal de Marcos Paz por la causa que investiga el accidente ferroviario denominado “tragedia de Once”, como consecuencia de la cual murieron 51 personas y 789 resultaron heridas, no tiene una condena firme, que es el único impedimento vigente.

Qué dicen la ley y la jurisprudencia

La ley orgánica de los partidos políticos (Ley 23.298) establece solamente un impedimento para competir en elecciones a quienes enfrenten causas judiciales: según el inciso f) del artículo 33 sólo están inhabilitados quienes estén procesados por delitos de lesa humanidad cometidos entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983; miembros de las fuerzas armadas y de seguridad; funcionarios permanentes del Poder Judicial y directivos y apoderados de empresas concesionarias de obra pública o servicios del Estado.

El ex ministro de Planificación puede postularse: autoridades de la Cámara Nacional Electoral (CNE) indicaron a Reverso que en 2017 ese tribunal resolvió inhabilitar a Carlos Saúl Menem a presentarse como precandidato a senador nacional por La Rioja, por estar condenado en el caso de contrabando de armas a Ecuador y Croacia, pero posteriormente la Corte Suprema de Justicia de la Nación'> Corte Suprema de Justicia de la Nación le permitió competir en esas elecciones parlamentarias de aquel año.

“Como el fallo de la CNE fue revocado por la Corte, se sentó jurisprudencia con el criterio de que para ser inhabilitado un candidato debe pesar sobre él una condena firme. Esto ya no se discute”, dijo una autoridad de la CNE a este medio.

En este sentido, Maximiliano Rusconi, uno de sus abogados, aseguró a Reverso que la condena a cinco años y ocho meses de prisión dictada a fines de 2018 por el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) está siendo recurrida ante la Cámara de Casación Penal, por lo que aún no tiene un carácter de firme. Por eso, el 12 de julio último la Junta Electoral bonaerense habilitó su postulación.

Podría recuperar sus fueros

Si bien la Cámara de Diputados aprobó el desafuero de De Vido en 2017 por otras dos causas, si el precandidato llegara a obtener los votos necesarios para asumir, tras jurar volvería a gozar de todas las inmunidades otorgadas por el cargo legislativo. “Es una medida cautelar, no puede ser desaforado por inhabilidad moral. Hay tiempo para que eso sea resuelto antes de que asuma”, aseguró Rusconi.

Sin embargo, el desafuero de De Vido no fue pedido por inhabilidad moral -que es una de las causales de la remoción, prevista en la  Constitución– sino a petición de dos jueces federales, Luis Rodríguez y Claudio Bonadio, por distintas causas de corrupción.

Otro frente

Reverso consultó a los apoderados del Frente de Todos, que confirmaron que el ex ministro no forma parte de las listas oficializadas de esa alianza.

Además, en la Cámara Nacional Electoral (CNE) está disponible la boleta oficializada del partido Dignidad Popular que ratifica la postulación de De Vido y de su esposa, Alessandra Minnicelli. El mismo ex funcionario había hecho pública su postulación (acá) en sus redes sociales, así como también lo anunció Cúneo (acá).

El posteo en Facebook de la cuenta “Churros Light” tiene al momento de la realización de esta nota, más de 26 mil compartidos. Los comentarios de varios usuarios demuestran rechazo y enojo: “No debemos permitirlo, llevemos tijera para cortar boleta!”; “Según la Constitución y lo que aprendí en la escuela toda persona privada de libertad no puede votar ni tener cargos públicos”, entre otros. No obstante, este último punto es falso.

Causas que enfrenta

La única condena contra De Vido, que aún no está firme, es la del TOF 4, por ser partícipe del delito de administración fraudulenta (artículo 295 del Código Penal) de los ferrocarriles, en la causa de llamada “tragedia de Once”. Sin embargo, ese mismo tribunal lo absolvió de la acusación por el delito de estrago culposo seguido de muerte.

El ex funcionario enfrenta numerosas causas con distinto grado de avance (solamente la Oficina Anticorrupción tiene 21 causas en las que lo querella o que monitorea y lo involucran). Por ejemplo, está procesado, con confirmación de segunda instancia, por la supuesta recepción de coimas y por defraudación al Estado en el caso Skanska; enfrentará, además del de la “tragedia de Once”, otro juicio oral por la compra de material ferroviario chatarra a España y Portugal; está procesado por la renegociación de contratos ferroviarios entre 2003 y 2012, y denunciado en una causa contra Milagro Sala por la supuesta entrega de fondos para obras que ya estaban terminadas

También está involucrado en el direccionamiento de obra pública a favor del empresario Lázaro Báez; el otorgamiento de subsidios a líneas de colectivos; la causa “cuadernos de las coimas”; el caso Odebrecht y una investigación por enriquecimiento ilícito que reabrió la Cámara Federal de Casación Penal.

Pero en ningún caso pesa sobre De Vido una condena firme, por lo que para la ley y jurisprudencia argentina puede ser candidato.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos