El secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) Juan Carlos Schmid, sostuvo que "se ha tomado conciencia de que no hay margen de maniobra" y se "intenta llevar adelante un enfoque distinto", citando la exposición del ministro de Economía Martín Guzmán en el Congreso. La mensura del ex triunviro de la CGT abarcó "el deterioro preocupante del tejido social" en proporción directa a la crisis económica. Y consideró vigente la sospecha fundada "sobre tramos del endeudamiento más que oscuros desde la dictadura militar", según le aseguró a radio Cooperativa. Para Schmid el desafío del Gobierno está muy claro en cuanto a trabajar para "encender la economía". Hasta que eso se concrete, para el jefe de la CATT, habrá que comprender las expresiones y el malestar de dirigentes sindicales sobre la corrosión salarial. Y recalcó: "le tomo la palabra al Ejecutivo en cuanto a que los salarios no van a perder contra la inflación".