El senador oficialista Carlos Caserio y su par opositor Martín Lousteau se trenzaron hoy en una discusión subida de tono durante una reunión de comisión por videoconferencia, en la que el cordobés mandó a callar al porteño, que lo había tildado de "irrespetuoso".

El cruce tuvo lugar durante la reunión del plenario de las comisiones de Presupuesto y de Trabajo del Senado, donde se trató el proyecto para eximir del pago del impuesto a las ganancias al personal de salud y seguridad al que la oposición, pese a estar a favor, pidió hacer correcciones, lo que fue negado por el oficialismo.

El clima comenzó a caldearse luego de que Caserio rechazara la posibilidad de hacerle cambios al proyecto, al remarcar que eso obligaría a devolverlo a la Cámara de Diputados.

—Nos pidieron que los proyectos no vuelvan, dentro de lo posible, para que se pueda actuar rápidamente con esta ley que es importante— explicó el senador cordobés.

Momentos después, Bullrich criticó la negativa a modificar el proyecto basado en que se desconoce "el costo fiscal" que tendrá la exención impositiva, por lo que pidió "darle más seriedad" a la forma de trabajar de la comisión.

Lousteau se sumó al planteo al señalar que "los trabajadores de la salud que tengan ingresos por debajo del mínimo no imponible no tienen beneficios" con esta iniciativa y agregó: "Esto de que no se pueda hacer correcciones a los proyectos no parece una manera adecuada de trabajar. Si pudiéramos revisarlo, podríamos hacer un proyecto mejor".

"Me rebela cuando se dice que trabajamos mal cuando queremos ampliar derechos, reconocer a los de más abajo, a los que ponen el cuerpo", expresó seguidamente la neuquina Silvia Sapag, del Frente de Todos, quien además lanzó críticas contra la gestión anterior, a lo que Lousteau le respondió: "A mi me rebela cuando se tergiversa la palabra".

La discusión se salió de cauce tras la nueva intervención de Caserio, quien apuntó directamente contra Bullrich al señalar que como vicepresidente de la comisión podría haberle trasladado ese planteo previamente y no lo hizo, tras lo cual agregó: "Creo que algunas críticas fueron arteras".

No lo escuché al senador Bullrich pedir a la Oficina de Presupuesto del Congreso cuando el Gobierno anterior nos puso de rodillas con el endeudamiento, que ni siquiera pasó por el Congreso— agregó Caserio.
—Usted está haciendo alusiones personales, Presidente —interrumpió Lousteau.
No interrumpa senador. Usted habló tres veces y nadie lo cortó. Pida la palabra.
—Usted es un irrespetuoso— gritó Lousteau. La discusión, entonces, subió de tono. El senador de juntos por el Cambio acusó a Caserio de "cortarle" el micrófono y comenzó a repetirle que era un "irrespetuoso". 
Usted va a hablar cuando yo le dé la palabra, porque yo soy el Presidente de esta comisión—, sentenció el senado oficialista.
—Por eso tiene que tener más cuidado con el lenguaje— disparó Lousteau.
No tengo que tener ningún cuidado, soy consciente de lo que hago y lo que digo.
—Con todas las vueltas que han dado en el pasado.
—No me de más clase.
— De un lado y del otro, usted no me de clase a mí tampoco.

Lousteau cortaba el micrófono cada vez que hablaba, a lo que Caserio advirtió que era "de mala educación".

—No lo estoy cortando, ¿quiere que siga hablando? —replicó furioso.
—Le pido que se calle, no sea maleducado. Es lo que corresponde— lo cortó Caserio.

Tras el cruce, ambos se pidieron disculpas al percatarse de lo fuerte que había sido la discusión, al punto de que la oficialista catamarqueña Inés Blas les llamó la atención: "Tenemos que cuidar los modos y las formas. No podemos responder con esta carga de agresividad y alusiones personales". Un poco tarde.