El presidente Alberto Fernández aseguró que su Gobierno tiene "disciplina fiscal" y que, por ese motivo, no va a emitir moneda "a lo loco" para pagar a los acreedores.

"Nosotros tenemos disciplina fiscal. No vamos a andar emitiendo moneda a lo loco. Hemos hecho una propuesta, esperamos que la entiendan, pero no vamos a andar emitiendo moneda; menos, para pagarles a los acreedores", sostuvo el jefe de Estado, en referencia al reperfilamiento de los bonos en pesos.

En cuanto al pago de la deuda en dólares de la provincia de Buenos Aires, que se concretó esta semana, críticas: "Es una decisión que comparó con el gobernador. Estamos trabajando de buena fe en la negociación de la deuda. Ese fue un vencimiento "no quisimos que nadie pensara que queríamos defaultear".

En este mismo contexto, en el que se encuentra la Argentina, el jefe de Estado enfatizó que quieren "encontrar una solución a la deuda sin caer en default, pero sabemos que la deuda es insostenible y que va a ser imposible cumplir con las obligaciones". 

"Esto es lo que sabemos desde antes de asumir, porque antes de que asumiéramos, Macri expresó la insostenibilidad de la deuda y por eso intentamos la idea del reperfilamiento y por eso mandó leyes pidiendo autorizaciones para reperfilar, porque era imposible cumplir ", dijo.

Muy conforme con el resultado de su gira europea, Fernández hizo declaraciones periodísticas antes de regresar a Buenos Aires, en las cuales se refirió, entre otros puntos, a la relación con el Fondo Monetario.

"El Fondo debe ver que el mundo advierte lo que nosotros estamos planteando y tiene en Kristalina Georgieva una directora ejecutiva con mucha capacidad de escuchar y ver.
Seguramente debe estar viendo lo que está pasando en Europa, y cómo Europa quiere atender lo que Argentina ofrece como solución ", evaluó.

Y consideró: "siempre hay una instancia de diálogo y negociación y me parece que hoy estamos más acompañados que antes. Hace una semana nos enviamos un poco más solos y ahora nos sentimos muy acompañados por las grandes potencias europeas".

Para el Presidente, la gira "ayudó mucho para que algunos que desde Europa creían que nosotros teníamos una vocación distinta disiparan dudas. Creo que también ayudó a muchos que desde adentro (de la Argentina) creían que nosotros veníamos a marginarnos del mundo. Deben estar descubriendo cuánto les mintieron ".

Por último, movimientos del cepo al dólar: "es un problema que tenemos y que tenemos que buscar mecanismos para resolverlo, para favorecer que la inversión venga a la Argentina. Es un problema que no generamos, que nos han dejado y que hay que resolver ", enfatizó.