En la Confederación General del Trabajo ( CGT) la palabra elección se tornó tabú. Con el mandato cumplido -se venció en agosto del año pasado- Héctor Daer y Carlos Acuña buscarán seguir al frente de Azopardo por cuatro años más. El Ministerio de Trabajo prepara una nueva prórroga de la extensión hasta 31 de mayo, tiempo en el cual un histórico buscará volver a estar en las primeras planas: Hugo Moyano.
El 28 de febrero sale la publicación del Ministerio comandado por Claudio Moroni para extender por 90 días los actuales mandatos. Desde el 1ro de julio, cercano en el tiempo pero lejano en contexto, se podrán presentar las listas de los candidatos que quieran quedarse al frente de los sindicatos. Y la CGT no escapa a esa lógica.
Reuniones y llamados semanales de la mesa chica intenta encaminar a Daer-Acuña para seguir al frente de la central obrera, pero desde los pasillos cegetistas reiteran que la pelea de ahora pasa por las negociaciones salariales.

Y en ello corre con ventaja Sergio Palazzo. El líder de La Bancaria ya cerró el acuerdo paritario (29%, en línea con el objetivo de Martín Guzmán) y consolida su alianza con Pablo Moyano. “Seguimos peleando por la cabeza”, graficaron desde Camioneros.

La Federación buscará comandar nuevamente la CGT y para ello cuenta con el apoyo del Frente Sindical, que nuclea a los sindicatos opositores a la actual conducción cegetista. No es menor el orden de oradores del pasado miércoles, cuando dirigentes sindicales se reunieron en Casa Rosada con el Ejecutivo. Tras las palabras de Daer y Acuña fue el turno de Hugo Moyano, quien llegó solo a Balcarce 50. Presenció el encuentro y se fue sin declaraciones a la prensa directo a Camioneros. “Peleamos en todos lados. La historia es cuidar al trabajador”, insistieron ante BAE Negocios desde el gremio. El también presidente de Indendiente, antes de llegar a la Casa Rosada sentenció, en declaraciones radiales que los dos secretarios generales de Azopardo “tienen el ciclo cumplido”.

Más críticas


Días atrás quien también disparó, nuevamente, contra la dupla cegetista fue Daniel Yofra (Aceiteros): “No creo que la CGT esté a la altura de las circunstancias. Se sientan con los empresarios, con el gobierno y no objetan, solo escuchan”.
No es menor el rol de la CATT en la puja de la central obrera. La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte también tiene que ir a las urnas, aunque los candidatos son una incógnita. Quien lidera el espacio es Juan Carlos Schmid, ex triunviro de la CGT. Y desde el entorno no desmienten que quiera volver al escenario principal. “Por el sector del transporte el único representante es el secretario general de la de la poderosa CATT”, dicen desde la mesa chica. Y apuestan a ganador: “No apoyaremos ningún acuerdo que pueda darse si no recurren a él”. Los mensajes sonaron en la sede de los Moyano.
La histórica resistencia es una escrito que hoy termina en puntos suspensivos.