Con el revés del pedido de inhibición de bienes de los directivos de Vicentin y del ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga, el Presidente, Alberto Fernández, participará de un acto de manera virtual junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, quien acercó la salida a la crisis que atraviesa la empresa cerealera. 

A las 15 horas está previsto el contacto mediante videoconferencia con la localidad de Timbúes para inaugurar el nuevo puerto de la Asociación Cooperativas Argentinas (ACA), una obra de una inversión de 140 millones de dólares que ayudará en el proceso desde la producción de granos y la carga a granel hasta la salida desde el puerto.

Si bien el tema de la expropiación de Vicentin no es el eje central de este encuentro, como venían siendo en el último tiempo entre el Presidente y el Gobernador, nadie descarta que se haga referencia a la situación de la compañía. Las últimas novedades en la Justicia podrían incentivar a algún comentario de Alberto Fernández.

En las últimas horas hubo dos novedades. El fiscal Gerardo Pollicita pidió la inhibición general de bienes del ex presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, y directivos de Vicentin en la causa que se investiga si las autoridades bancarias del  macrismo cometieron un delito al permitir al grupo cerealero acumular una deuda de $18.500 millones.

Por otro lado, el juez Fabian Lorenzini, que tiene a cargo las causas de la convocatoria de acreedores, intimó a la empresa a presentar los estados contables. Además convocó a las partes a una reunión de conciliación el 15 de julio con el fin de llevar a un acuerdo sobre la administración de la empresa mientras avanza el trámite con concurso preventivo. En este caso se presentará  la Inspección General de Persona Jurídica (IGPJ) provincial - quien solicitó la intervención de la empresa-  y al directorio de Vicentin. "No creemos que se llegue a un acuerdo", adelantaron desde el gobierno provincial. 

Desde Santa Fe aseguraron a este medio que "el gobernador no tiene pensado hacer referencia al tema Vicentin". Se hace un análisis más local respecto a la importancia económica de la inauguración de un puerto que beneficiará a la producción agropecuaria. 

La foto entre Alberto y Perotti podría terminar con las especulaciones de un posible alejamiento por la resolución del conflicto de Vicentin. "Es una fotografía que beneficia a los dos", analizaron desde el entorno de Perotti, quienes no descartan que el Presidente aproveche el contexto para hacer alguna mención a la empresa. 

La última vez que se vieron fue en la quinta de Olivos el 20 de junio cuando se presentó el "Plan Perotti" a la salida de la crisis de Vicentin, donde el gobernador acudió en persona para acercarle la propuesta al Presidente.