La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines (aceiteros) y las empresas cerealeras se encuentran en un nuevo conflicto salarial respecto al convenio del corriente año.

El mismo se detonó cuando las compañías se negaron a ofrecer una recomposición salarial por considerar que con el 25% pactado en abril y de cara a la evolución inflacionaria "no amerita concretar ningún adicional de sueldo".

En efecto, siendo una de los primeros acuerdos salariales que se homologaron bajo la emergencia sanitaria para el mismo se había establecido la posibilidad de revisión. En tal instancia el sindicato que comanda Daniel Yofra denunció que la oferta patronal fue “cero”, con lo cual activaron el trabajo a reglamento en los establecimientos respectivos y la evaluación de medidas de fuerza.

"Los representantes de las cámaras CIARA, CIAVEC y CARBIO informaron que su oferta salarial es cero. Es decir, se niegan a negociar cualquier tipo de aumento", remarcaron desde esa federación gremial a BAE Negocios. La revisión estaba prevista para agosto de acuerdo a las actas firmadas el 30 de abril, ya bajo el dictado del ASPO.

La estrategia salarial de los aceiteros no versa en requerir un porcentaje fijo sino en el cálculo sobre lo que necesita un operario para cubrir el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM). Como explicó Yofra en una entrevista a Crónica HD en ocasión de celebrar su acuerdo 2020 tal dinámica se establece en virtud de que los trabajadores que representa tengan acceso a "alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, y otros derechos”.

Los empresarios consideran que el nivel de inflación no amerita reajuste alguno de lo pactado y negaron activar la revisión del convenio.

“Son las mismas patronales del sector agroexportador que acumularon ganancias extraordinarias durante la última década, profundizadas durante el gobierno de Cambiemos cuyas actividades fueron declaradas esenciales durante la crisis sanitaria y que acaban de ser beneficiadas por importantes bajas en las retenciones, diferenciadas para las industrias del sector", apuntó el comunicado de los aceiteros.