El empresario José María Núñez Carmona recusó al juez federal Ariel Lijo para que sea apartado de la causa que lo tuvo detenido por presunta asociación ilícita y lavado de dinero, en la que también está acusado el ex vicepresidente Amado Boudou. Núñez Carmona hizo la presentación días después de recuperar la libertad el pasado viernes, en la causa en la que estuvo detenido junto a Boudou desde el 3 de noviembre.

Con el patrocinio del abogado Matías Molinero, el empresario remarcó el fallo de la Cámara Federal, en el cual los magistrados Eduardo Farah y Rodolfo Pociello Argerich criticaron la decisión de Lijo de dictar la prisión preventiva, y cuestionaron que los detuvo e indagó el 3 de noviembre, pero no definió su situación procesal dentro de a los diez días que establece la ley.