La diputada electa por la provincia de Buenos Aires Graciela Ocaña (Cambiemos) consideró hoy que, tras la detención de Julio De Vido, hace falta “recuperar el dinero que nos robaron, que es mucho”, y confió que “no creía” que el ex ministro de Planificación pudiera terminar tras las rejas.

"Nos falta ahora recuperar el dinero que nos robaron, que es mucho. Solamente en la causa por el gas licuado, el fraude estimado es de 6500 millones de dólares. Es el dinero que nos falta en la Argentina y que tenemos que recuperar”, planteó Ocaña en declaraciones a radio Continental. Además, la actual legisladora porteña por la fuerza Confianza Pública admitió que “la verdad, no creía ver esto que está pasando, que es muy bueno”, y añadió: “Es lo que nosotros, durante tantos años, tratamos de lograr, que es el fin de la impunidad en la Argentina”.

Ocaña pidió avanzar en legislación para recuperar bienes obtenidos con fondos ilícitos y, en ese marco, dijo que “es muy importante avanzar en dos leyes que ya ha planteado el Ejecutivo. Por un lado, la de responsabilidad penal de las empresas. Por otro lado, la ley de caducidad de activos producidos por corrupción y narcotráfico. Y me gustaría que el Congreso trate una ley de recompensa”.

En sus declaraciones radiales, la ex ministra de Salud durante parte del gobierno de Cristina Kirchner dijo que es probable que la ex mandataria no pueda asumir su banca en el Senado. Al ser consultada sobre dichos de Ernesto Sanz, quien consideró que si la Justicia avanza contra la ex mandataria, es probable que no acceda al Senado, Ocaña dijo coincidir “en base al dictamen que la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner hizo contra el senador (Raúl) Romero Feris en su momento, para impedirle su ingreso al Senado”.

En diciembre de 2001, Cristina presidía la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado y opinó, en una carta a Ramón Puerta, entonces titular de la Cámara alta, que “incorporar a un ciudadano con múltiples procesos, todos ellos con motivo del ejercicio de la función pública agregaría un escándalo difícil de superar y heriría de muerte las posibilidades de reconciliar esta institución con la sociedad”.