En un hecho de consenso político total, los ex cancilleres de la era democrática pidieron que la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) sea ocupada por un latinoamericano, tal como marca la tradición, en respuesta al lanzamiento de un candidato propio por parte de Estados Unidos el mes pasado.

"Los ex Cancilleres de la Democracia Argentina sostenemos el histórico consenso de que la Presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) sea ocupada por un representante de las naciones latinoamericanas", comienza la solicitada firmada por ocho ex ministros de Relaciones Exteriores del país, titulada "El BID y el Consenso Americano". 

."La cooperación hemisférica es un activo a preservar en estos tiempos críticos y alentamos a todos los países del hemisferio a mantener el legado de la relación multilateral en el continente", continúa el escrito.

El texto fue firmado por Susana Ruiz Cerutti, Domingo Cavallo, Adalberto Rodríguez Giavarini, Carlos Ruckauf, Jorge Taiana, Rafael Bielsa, Susana Malcorra y Jorge Faurie. Es decir, por todos los ex titulares de la Cancillería aún vivos que ha tenido la Argentina desde 1983 hasta la actualidad, excepto por Luis María Vernet, que ocupó el Palacio San Martín durante la breve presidencia interina de Adolfo Rodríguez Saá. El actual canciller, Felipe Solá, tampoco firmó la solicitada.

El comunicado añade que "sostener el consenso histórico sobre la presidencia del BID significa la reafirmación de la amistad de los países de América y la rica tradición hemisférica y multilateral, en la que los Estados Unidos aportó, en el caso de BID, un ejemplo de igualdad y equidad institucional, por décadas".   

Por último, cierra con la afirmación de que "en estos cruciales momentos que vivimos todos los países del hemisferio, bregamos por mantener los consensos y la solidaridad continental para reivindicar los usos y costumbres que, cuando son consensuados, como ha sido hasta ahora la Presidencia del BID, son fuentes de certidumbre y confianza".

La carta es una respuesta a la nominación por parte de Estados Unidos de un candidato norteamericano para la presidencia del BID por primera vez en la historia. Se trata de Mauricio Claver-Carone, uno de los principales asesores de Donald Trump en su política hacia América latina y conocido por su postura dura hacia Cuba y Venezuela.

Algunos ex presidentes de la región, como Juan Manuel Santos (Colombia), Ernesto Zedillo (México), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile) y José María Sanguinetti (Uruguay), también manifestaron su rechazo a la candidatura de Claver-Carone.

En febrero, Alberto Fernández había postulado a Gustavo Béliz, actual secretario de Asuntos Estratégicos, como su candidato a presidir el BID.

Desde su fundación en 1960, el BID ha sido presidido siempre por latinoamericanos. Sus titulares fueron el chileno Felipe Herrera (de 1960 a 1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (de 1970 a 1988). el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005) y el colombiano Luis Alberto Moreno (desde 2005 a la actualidad).