La Cámara Federal de Casación Penal confirmó hoy a la Unidad de Información Financiera (UIF) como querellante en el caso por supuestas coimas por parte de la empresa Odebrecht a ex funcionarios argentinos para la obra de soterramiento del tren Sarmiento.

De esta manera, la Justicia le permitió al organismo de control intervenir como parte en la causa en la que están procesados, entre otros, el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y varios empresarios.

Así lo resolvió por unanimidad la Sala II del tribunal, integrada por los jueces Ángela Ledesma, Alejandro W. Slokar y Ana María Figueroa.

Los magistrados dejaron sin efecto lo dispuesto por la Cámara Federal porteña y por el juez de primera instancia, Marcelo Martínez de Giorgi, quienes habían apartado a la UIF de la investigación, dejando a la Oficina Anticorrupción (OA) como único organismo público querellante. 

En la causa se estudian los supuestos pagos de sobornos por parte del Grupo Odebrecht y sus socios locales a ex funcionarios del Ministerio de Planificación Federal para quedarse con la adjudicación y continuidad de la obra de soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

Los jueces resaltaron que "la capacitación técnica específica de la UIF" puede "garantizar la persecución y sanción de la totalidad de funcionarios públicos y agentes privados responsables" en este hecho.