La presunta participación del ministro de Finanzas, Luis Caputo, en sociedades offshore antes de asumir en la función pública y, además, la omisión del funcionario de explicitarlas antes de asumir en su cargo generaron una fuerte reacción en la oposición, que incluye invitaciones a concurrir al Congreso para dar explicaciones hasta pedidos de renuncia inmediata.

El bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ citará al ministro a la sede legislativa. Así lo confirmó, vía Twitter, el jefe de ese bloque Agustín Rossi: "Vamos a citar al ministro Caputo para que concurra al Congreso a dar explicaciones".

El líder de la bancada kirchnerista se hizo eco de informes periodísticos publicados el domingo en base a documentos oficiales de la Comisión de Valores de los Estados Unidos, que dan cuenta de la participación del funcionario entre agosto de 2009 y julio de 2015 de diferentes sociedades creadas para administrar sumas millonarias en paraísos fiscales.

Cuestionan tanto la participación en offshore como su ocultamiento al asumir

El ministro omitió informar sobre esta actividad personal en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al asumir como integrante del Gobierno en diciembre del 2015.

"El Ministro de Finanzas Luis Caputo, ocultó ante la Afip y la OA que era dueño de sociedades offshores en las Islas Caimán. Otro escándalo más", aseguró Rossi.

El ex ministro de Defensa kirchnerista recordó, en este sentido, que "la omisión es un delito".

"¿Laura Alonso denunciará a Caputo por haberle omitido que era dueño de offshores? Dudo. Entonces estará incumpliendo sus deberes como funcionaria, lo que también constituye delito", advirtió Rossi en una seguidilla de tuits.

Desde el Frente Renovador reclamaron el alejamiento del funcionario. El legislador Ignacio De Mendiguren señaló que es "inaceptable" que un funcionario "con antecedentes" como Caputo sea quien "maneje las finanzas del país", por lo que consideró que "el ministro debe renunciar".

Para el diputado massista, lo de Caputo "es un hecho grave", que se potencia por "su condición de representante del país ante el G20 y el puesto clave que ocupa".

"Que haya evidencia de algo que él había negado, relacionado con el lavado de dinero en paraísos fiscales, implica que no puede seguir en el cargo", sentenció.