El juez federal Julián Ercolini envió a juicio oral y público a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa, así como al extitular de la Afip Ricardo Echegaray por el no pago de 8.000 millones de pesos en impuestos al Estado nacional por la firma Oil Combustibles.

El juez dio por cerrada la investigación y remitió el expediente a un tribunal oral para juzgar a los tres implicados, de los cuales los empresarios están con prisión preventiva. El magistrado hizo lugar de ese modo al pedido de juicio hecho por el fiscal federal Gerardo Pollicita y la querella de la Afip.

La acusación se sustenta en la falta de paso del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC). De acuerdo con la acusación, López y De Sousa se dedicaron de manera sistemática y constante a "llevar a cabo negocios espurios con el objetivo de apropiarse de fondos públicos" que utilizaban para financiar y ampliar su conglomerado empresarial.

A Echegaray, en tanto, se lo acusa por la falta de control sobre los empresarios en virtud de ser el titular del organismo recaudador del momento: "Deliberadamente no exigió a Oil el pago del impuesto", sostuvo la fiscalía.