Miles de personas realizaron hoy un homenaje por el quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman en la ciudad de Buenos Aires, en el que participó su madre, Sara Garfunkel, junto a algunos dirigentes de Juntos por el Cambio, y durante la convocatoria se leyó un documento titulado "Justicia perseguirás. No fue un suicidio, fue un magnicidio".

El acto fue convocado en redes sociales por Juntos por el Cambio y comenzó alrededor de las 18:30 en la Plaza Vaticano, lindera al Teatro Colón y a una cuadra de Tribunales.

De la marcha participaron algunos dirigentes opositores como Elisa CarrióPatricia Bullrich, Waldo Woff, Fernando Iglesias, María Luján ReyHernán Lombardi y Claudio Avruj, además de ciudadanos adherentes a este espacio político como el actor Luis Brandoni, entre otros. 

Avruj, ex secretario de Derechos Humanos durante la gestión de Mauricio Macri, afirmó en declaraciones a la prensa que "necesitamos seguir abonando la democracia" y destacó que "este tipo de encuentros de la gente reclamando justicia, son muy importantes".

Los manifestantes portaron banderas argentinas, algunas con cintas negras, y carteles con reclamos de "justicia" por la muerte del fiscal y leyendas como "Argentina tiene hambre de democracia". En cambio, la consigna fue no concurrir con banderas políticas.

A pesar de convocar a movilizarse, ni Juntos por el Cambio ni las agrupaciones que militan por esta coalición en las redes sociales, como el Equipo Banquemos, se hicieron cargo de ser los organizadores de la marcha, en tanto afirmaron que simplemente adhirieron a una convocatoria que se realiza todos los años en memoria del fiscal.

"Un hecho criminal de este tipo no puede ser interpretado fuera de contexto. Alberto Nisman anunció que iba a presentar pruebas contra la entonces presidenta de la Nación (Cristina Fernández de Kirchner) como principal encubridora de los responsables del atentado a la AMIA y, cuatro días después, apareció muerto", señala en unos de sus primeros párrafos el documento leído en el acto.

En el mismo, también se acusó a Cristina Kirchner y al actual presidente, Alberto Fernández, de tener un "pacto de impunidad" para "desmontar la causa de mayor envergadura política que pesa sobre la vicepresidenta: la del magnicidio que hoy cumple 5 años impune".

Por otra parte, las entidades judías de AMIA y DAIA estuvieron ausentes y justificaron oficialmente su decisión en que no realizan actividades en el feriado de shabat.

En cambio, estas instituciones realizarán un homenaje a Nisman el domingo por la mañana en el cementerio judío de La Tablada, en donde se encuentran sus restos. Allí también estará nuevamente presente su madre, Sara Garfunkel.