Organismos de derechos humanos de la Argentina brindarán mañana una conferencia de prensa para informar distintas violaciones a los derechos humanos que, según afirmaron, están teniendo lugar en Bolivia tras el golpe de Estado que determinó la interrupción del tercer mandato presidencial de Evo Morales, el domingo pasado.

La conferencia tendrá lugar en la sede central de Abuelas de Plaza de Mayo (Virrey Cevallos 592, 1° 2), a las 15, donde denunciarán "las violaciones a los derechos humanos en el Estado Plurinacional de Bolivia, ante la usurpación del poder con un golpe de Estado", según informaron a través de un comunicado.

La convocatoria incluye a más de una docena de organizaciones de derechos humanos: Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la Liga Argentina por los Derechos Humanos, entre otras.

Hasta ahora, los medios reportaron 10 muertos por las protestas, ocho de ellos por herida de bala y uno por estrangulamiento. Sin embargo, aún se desconoce si fallecieron o no producto de la represión policial.

Legisladores de la oposición analizan viajar a Bolivia

Por otro lado, un grupo de diputados nacionales de la oposición evalúa viajar a Bolivia en las próximas horas en respaldo de los periodistas argentinos que viven momentos de tensión, con agresiones y amenazas, en el marco de la cobertura que llevan adelante en el país vecino.

Así lo confirmó el diputado Nacional del Frente para la Victoria Leopoldo Moreau, quien además remarcó que se comunicó con el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García y con el canciller Jorge Faurie.

Te puede interesar:

"Nos comunicamos con el embajador. Está haciendo lo posible. Ya tiene gente refugiada en la Embajada", explicó Moreau en declaraciones al canal TN.

Las amenazas comenzaron luego de que Roxana Lizárraga, quien asumió al frente del Ministerio de Comunicación, declaró que "la prensa tiene que tener todas las garantías", pero va a "actuar conforme a la ley" contra "aquellos periodistas o pseudoperiodistas que estén haciendo sedición".

"Algunos periodistas, que son en algunos casos bolivianos y en otros extranjeros, están causando sedición en nuestro país", aseguró Lizárraga.

Moreau, que expresó su repudio a los dichos de la ministra, subrayó que habló con el canciller Faurie para notificarle que enviarán una comunicación al relator de libertad de expresión de la OEA y a la ONU.

"Si vemos que la situación tiende a empeorar, no descartamos la opción de viajar un grupo de legisladores. La prioridad en este momento es resguardar la vida y la libertad de expresión", agregó el legislador.