El dueño de la multinacional argentina Techint, Paolo Rocca, alertó por la gobernabilidad del país a largo plazo al sostener que los egresados de la escuela secundaria no tienen la capacitación para responder a las necesidades productivas de las fábricas industriales, y en ese sentido reclamó una reforma educativa “poder superar una situación actual donde los chicos de los sectores sociales más bajos”.

“Tuvimos que entrevistar en Siderca 3000 personas, todas con el secundario completo, para llegar a incorpora a 540 personas. Cuando uno ve la realidad educativa de la provincia, y ve que el 40% de los jóvenes entre 18 y 25 no ha completado secundario, yo ahí identifico un problema de gobernabilidad a largo plazo muy grave”, enfatizó.

El líder industrial se preguntó: “¿en qué actividad trabajarán las 2500 personas que no pudimos incorporar? ¿Cuál es su destino futuro? ¿Cómo creamos esperanza para esta gente? Para estos hogares, familias y chicos, que tienen tener visión de movilidad social y  que tienen que pensar en un futuro.”

En ese sentido, sostuvo que “la reforma educativa es fundamental para poder superar una situación actual donde los chicos de los sectores sociales más bajos, el 60% no llegan al nivel básico de matemática”. “En un país con 30% de pobres, en el Conurbano hay un 35% de pobres, donde los padres mandan a sus hijos a una escuela en la cual el 60% en 6to. grado en secundaria está por debajo del nivel mínimo en matemática, esto es una crónica de una muerte anunciada”, enfatizó.

“Tenemos que poder encarar una reforma educativa, modificar el estatuto docente. Los docentes tienen que hacerse responsables de ser evaluados en función de los resultados que logran. Los docentes que dejan al 60% por debajo del mínimo no son docentes que cumplen con su deber. Tenemos que entender por qué”, sostuvo.

Además, enfocó su mirada en el Conurbano bonaerense, al que asoció “mucho con gobernabilidad”. “Hoy viven ahí 10 millones de personas, 60% sin cloacas, 50% de trabajo informal, 35% de pobreza. ¿Qué imaginamos en 10 años? ¿Dónde vamos a estar? Yo creo que tenemos que encarar ahí”, detalló.

Rocca afirmó que según su concepto “la reforma tributaria es para apoyar a los que no logramos reinsertar”, y se lamentó que “hay que aceptar que hay que gente que no vamos a poder reinsertar”.

“Para mí la reforma tributaria es el Fondo del Conurbano, y encontrar una ecuación donde nosotros como empresas vamos a tener que soportar una carga fiscal que posiblemente sea más elevada de la que nos gustaría tener. Pero si esto sirve para una Argentina en el futuro, hacia ahí tenemos que ir”, enfatizó.