Tras la presentación del proyecto Presupuesto Nacional 2022 que prevé una inflación del 33% y un dólar a $131, que todavía no fue debatido en el Congreso, la Asociación Trabajadores del Estado ( ATE) evaluó que el mismo “no responde a las demandas planteadas en las urnas y un país devastado por la pandemia", según reseñó el adjunto nacional de esa asociación Rodolfo Aguiar.

En el escenario económico de pandemia incluyendo la crisis pos PASO el debate del oficialismo tiene ejes en la estrategia por el endeudamiento externo y la coyuntura social económica del país y se exigen decisiones urgentes, a criterio de ATE.

"Si no se plantea realizar una mayor inversión en salarios y elevar las partidas destinadas a políticas sociales, estaremos frente a un nuevo ajuste", advirtió Aguiar en ese sentido.

En ATE cuestionan el Presupuesto 2022 a pesar de las estimaciones de crecimiento económico que plantea el mismo. El sindicalista consideró que se aprecia una reducción importante en áreas como las acciones de empleo (-59,6%), seguro de desempleo (-28,3%), complemento alimentario (-58,4%), comedores comunitarios y merenderos (-33,8%) y abordaje integral de barrios populares (-26,9%), entre otras, según informó la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Tomar nota

ATE consideró que no se mensura el efecto recesivo que tuvo la pandemia como también la gestión presidencial de Mauricio Macri en los salarios de los trabajadores.

“Tenemos al 40,6% de los habitantes bajo la línea de la pobreza, según el Indec. De allí que resulta inaceptable que mientras la mitad de la Argentina es pobre, las partidas más importantes de protección social para 2022 se mantengan en los mismos niveles que este año", resaltó Aguiar.

"El presupuesto debe ser modificado. El ministro Guzmán (Martín) más que preocuparse por el FMI, debe preocuparse por la gente. Pasaron más de dos semanas desde la presentación del proyecto pero aún no fue discutido en el congreso con la presencia del ministro de Economía”, acotó.