El presidente Alberto Fernández planteó que la inflación en la Argentina es "un mal endémico y hace 15 años que está en dos dígitos", y remarcó que se agravó aún más con la guerra. Así lo expuso en una entrevista publicada en el diario Le Monde antes de finalizar su gira por Europa.

"Cuando llegué al Gobierno ya alcanzaba el 54%. Lo que viven los europeos también lo vivimos nosotros, pero obviamente sucede en una economía ya muy caída, por lo que los efectos son mucho peores", dijo el Presidente.

Mientras este jueves el presidente Fernández se encontraba en París en el marco de su gira para buscar inversiones, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer de cuánto fue la inflación de abril: fue de 6%, siete décimas por debajo del 6,7% registrado en marzo.

"En la Argentina tiene causas estructurales. Además, durante la epidemia emitimos dinero como muchos otros países. Y por sobre todo esto ¡hay guerra!". "Esto también fue tema de mis conversaciones con los dirigentes europeos", contó el mandatario argentino.

La guerra Rusia-Ucrania

Fernández sostuvo que "ya no es más cuestión de hablar de comercio con Rusia sino de detener la guerra" con Ucrania, al finalizar hoy su gira de cinco días por España, Alemania y Francia.

En la entrevista con en el diario Le Monde, habló de la visita que hizo a Rusia en febrero, cuando se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin. "Hay que poner las cosas en contexto. Cuando me reuní con Putin, Rusia acababa de tender la mano a América Latina con las vacunas Sputnik. Moscú no había lanzado todavía la intervención en Ucrania", recordó y subrayó: "Nosotros hablamos de relaciones puramente comerciales".

En otro tramo de la entrevista con el prestigioso vespertino francés, que adelantó en su edición web la nota al presidente argentino, Fernández fue consultado sobre el motivo de su visita a Francia.

"Como presidente de la Celac quiero alertar sobre los efectos de la guerra en Ucrania y de las sanciones a Rusia en las economías de América Latina, que ponen en peligro la seguridad alimentaria y energética", remarcó Fernández sobre los efectos colaterales de la invasión rusa en Ucrania en América Latina.

"Algunos piensan que podríamos sacar beneficios del aumento de los precios de la soja, del trigo, del maíz. Pero en verdad tienen repercusiones negativas en todo el mundo, por el aumento del precio de los alimentos", añadió y reiteró que "es urgente negociar y detener este conflicto".