El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, respaldó la decisión del Gobierno nacional de congelar por 90 días los precios de 1.432 productos de la canasta básica "para que nadie se haga el piola", y destacó la necesidad de "cuidar el bolsillo de la gente".

El Gobierno publicó el miércoles la resolución 1050/2021 de la Secretaría de Comercio Interior, a través de la cual se retrotraen al 1 de octubre y se congelan hasta el 7 de enero próximo los precios de los principales productos de consumo masivo.

"Me parece muy bien que se tomen cartas en el asunto para que nadie se haga el piola", dijo Kicillof, y señaló que "los salarios están medio en un empate con los precios, las tarifas, la tasa de interés y el dólar están estables, no hay justificativo para el aumento de los precios con estos costos".

En ese sentido, en declaraciones a radio La Red y El Destape, Kicillof razonó que en el marco de la salida de la pandemia "cuando la economía crece rápidamente -porque la demanda y el consumo estaban interrumpidos por los cierres generados por el cuidado de la salud- hay que mirar con mucho cuidado el tema de los precios".

"El año pasado, por la pandemia, la economía mundial cayó a pique y la economía argentina cayó casi 10 puntos", explicó el economista.

Sostuvo que "ahora, desde el FMI y los bancos privados ven una recuperación muy grande para este año, que algunos estiman entre 7 u 8 puntos", y reflexionó que "el peor de los desenlaces es que la gente vuelva a consumir porque vuelve a la calle y los precios se vayan al demonio porque no hay oferta".

Kicillof a las alimenticias 

Al referirse a los empresarios, el mandatario planteó que "están con una rentabilidad alta" y opinó que "está bien que ganen, no que roben".

Kicillof rememoró que el programa Precios Cuidados "funcionó muy bien hasta que lo agarró (Mauricio) Macri y lo destruyó, como hizo con todo, con el Ahora 12 y los créditos UVA".

"Escuché a los macristas decir que estas medidas no sirven, pero ellos mantuvieron Precios Cuidados durante todo su gobierno", advirtió y agregó que "este ordenamiento de precios no les afecta la rentabilidad y nadie va a quebrar".

Sostuvo que, en la actualidad, el gobierno nacional pide "llevar adelante un acuerdo para que la gente pueda comprar", dado que "todos tienen algún manguito más y se va por los precios".

Así, el gobernador analizó que "el sector de alimentos funcionó toda la pandemia, son los que mejor estuvieron, los que no tuvieron que cerrar nunca", e indicó que "es razonable que se haga esto y ahora colaboren con los demás por un tiempo".

"No puede pasar que uno vaya al supermercado y los precios hayan perdido parámetro", continuó, e insistió en que "hay que ordenar el tema de los precios porque no puede ser que la gente salga de la pandemia y sufra esto".

Posteriormente, Kicillof rechazó que la suba de precios se deba a la emisión monetaria, y dijo que tiene "un origen multicausal".

Control y desabastecimiento

El gobernador bonaerense al ser consultado sobre las críticas formuladas por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, respondió que "deberían ser menos electoralistas y oportunistas". Tanto Larreta como referentes del arco opositor argumentarios que la medida del congelamiento de precios "termina en desabastecimiento".

"El PRO, Juntos, como se llamen, no quieren cuidar los ingresos de los sectores populares", añadió, y remarcó que "se oponen al control de precios para ver si sacan provecho político".
"¿Contra qué está Larreta, contra que la gente coma más?", se preguntó.

"La pandemia generó dolor y pérdidas, enfermedad y muerte, pero no generó amnesia en la sociedad. Nadie se olvida de lo que pasó en los años del macrismo y Larreta fue parte fundamental del Gobierno de Macri", evaluó.

Después, expuso que "la sociedad está golpeada", por lo que se necesita "que el gobierno cuide el bolsillo de la gente".