"El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, consideró hoy "evidente y lógico" que el expresidente Mauricio Macri intente "montar un show con un séquito en (el juzgado federal de) Dolores" donde será indagado esta mañana, ya que, dijo, "no puede explicar por qué" la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) "espió" durante su gobierno a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.

Macri en Dolores 

"Es evidente que el expresidente Mauricio Macri está intentando montar una suerte de show con su séquito en Dolores y discutiendo la competencia del juez (Martín Bava) que lo convoca", señaló Soria en declaraciones a El Destape Radio.

En la misma línea, el funcionario nacional agregó que "es lógico que quiera montar este show porque hay algo sobre lo que no puede explicar, y es por qué espiaron a las víctimas del ARA San Juan".

Macri se presentará hoy ante la justicia federal de Dolores para dar declaración indagatoria en la que se investigan presuntas maniobras de espionaje ilegal a los familiares de los marinos del submarino de la Armada hundido en noviembre de 2017.

Soria indicó que, a diferencia de lo ocurrido durante el Gobierno de Macri, en la actualidad "no se persigue a nadie ni hay una Mesa Judicial" y definió como una "tremenda barbaridad" y "un hecho verdaderamente desagradable" el presunto espionaje a los familiares de las víctimas del hundimiento del ARA San Juan.

A su vez puntualizó que "Darío Nieto (exsecretario privado del exmandatario) metió la pata de manera tremenda al confesar que Macri estaba al tanto de lo que hacía la AFI" y resaltó que "no es la primera vez que Macri espía a víctimas", ya que "asumió procesado por escuchar a los familiares de la AMIA".

"Macri tiene un temita ahí con el tema del espionaje que viene de larga data", subrayó el titular de la cartera de Justicia.

Familiares del ARA San Juan 

Además, señaló que "de una buena vez la Justicia empieza a funcionar y algunos jueces y fiscales se empiezan a sacar de encima la Mesa Judicial macrista" y sentenció que "no hay ahora un presidente, una vicepresidenta o un ministro que se junte con los jueces a dictarle los fallos".

"Algo empieza a suceder en la Justicia. Se caen las causas que armaron para persecución política", afirmó.

Por otro lado, se refirió a lo anunciado por el juez de la Corte Carlos Rosenkrantz, quien dejará de excusarse en las causas en que estuvieran involucradas a empresas o particulares que alguna vez hubieran sido clientes del estudio jurídico que él integró.
"Rosenkrantz, nombrado para defender los intereses de los socios de Mauricio Macri, como Clarín, La Nación y otros grandes empresarios, avisa que va a intervenir en las causas. No creo que sus propios colegas estén muy contentos con lo que dijo. Si yo fuera esos ministros de la Corte estaría más que preocupado", reflexionó Soria.

Soria también recordó que desde el 1 de noviembre próximo se efectiviza la renuncia de Highton de Nolasco "y empiezan a correr los plazos para que (el presidente) Alberto Fernández proponga su reemplazo". Al respecto, el ministro remarcó que "el Presidente criticó varias veces el funcionamiento de la Corte" y que "lo prioritario" es "rediseñar" sus facultades de intervención.

"Tenemos que salir de esta Corte que acumula causas y genera demoras más que lo que resuelve", sentenció Soria y detalló que la Corte Suprema recibe 30 mil causas por año "y no llegan a resolver ni la mitad".

Finalmente se refirió también a la imposibilidad de designar un nuevo procurador "porque la oposición sistemáticamente se negó a tratar el pliego del juez federal (Daniel) Rafecas".

"Argentina está en una situación inédita. Hace más de cuatro años que tenemos un procurador interino que nadie eligió", concluyó Soria en referencia a Eduardo Casal, que asumió en 2017 tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó, quien llegó a ese cargo con acuerdo del Senado.