La exministra de Seguridad y actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich, planteó que " Formosa está entrando en un precipicio autoritario" por presuntas condiciones de hacinamiento en los centros de aislamiento de enfermos y contactos estrechos de Covid-19 que en los últimos días denunció como un "avasallamiento" de los Derechos Humanos, y reclamó acción del Gobierno nacional.

"Cada día se profundizan más estas medidas autoritarias absolutamente discrecionales por fuera de todo marco democrático que están sucediendo en la provincia de Formosa", consideró este domingo en una entrevista con TN.

Bullrich planteó que "es necesario actuar, tanto desde el Parlamento como desde el Gobierno nacional para cambiar esta situación" y pidió "no encubrirla, como sucedió con la Secretaría de Derechos Humanos, que más o menos dijo que Formosa era un paraíso democrático", en referencia al titular de ese organismo, Horacio Pietragalla. El funcionario viajó alló para verificar las condiciones de aislamiento y afirmó que en la provincia "no hay centros clandestinos de detención ni se cometen delitos de lesa humanidad".

Bullrich se manifestó así ante la noticia de que la policía de Formosa allanó la casa del médico Héctor López Cano, quien había criticado públicamente las medidas de aislamiento por el coronavirus en la provincia al llamarlo "reclusión forzada". El allanamiento se llevó adelante porque en el hotel donde Cano se aisló por Covid-19 faltó una toalla y un control remoto.

"Esto es una característica que tiene Formosa hace mucho tiempo, y en los últimos meses se ha agudizado de una manera insoportable para un país que no puede tener una provincia que viva por fuera de los mínimos parámetros democráticos", manifestó.

Sobre la gestión del gobernador formoseño, Gildo Insfrán, consideró que es parte de "gobiernos que controlan todo, controlan la prensa, las Cámaras, el poder político, los jueces, y no hay nadie que los frene". "Cuando todo está en manos de una persona, es decir, es casi una delegación monárquica y no una verdadera democracia, entonces suceden estas cosas", agregó.

Denuncian "avasallamiento" de los Derechos Humanos en Formosa

Bullrich, junto a un grupo de políticos del PRO y figuras opositoras como el director de cine Juan José Campanella, publicaron el sábado una carta sobre su visión de los centros de aislamiento por coronavirus en Formosa, y denunciaron un "avasallamiento de los Derechos Humanos".

"En democracia los derechos humanos no se recortan ni se suspenden. Los regímenes dictatoriales lo hacen para acallar opositores, cercenar libertades y perpetuarse en el poder. Avalar con el silencio actos de discriminación, violencia y arbitrariedad como los que están sucediendo en  Formosa pone al gobierno, ante los ojos del mundo, al borde del precipicio autoritario", sostuvieron en la carta.

Para Bullrich y los firmantes de la carta, "jamás desde 1983 nuestro país padeció semejantes niveles de violencia institucional" y "nunca hubo tanta arbitrariedad y avasallamiento de los derechos humanos como con este gobierno que, paradójicamente, hizo de su defensa una de sus banderas principales".

"Quienes participamos de la cultura de la paz, el trabajo, la educación, la libertad, laigualdad de oportunidades, los derechos humanos y la plena vigencia del estado dederecho tenemos la obligación de rechazar todo avasallamiento que los afecte o lesione", sostuvieron, tras llamar "feudo" a la administración de Insfrán en Formosa.

La carta sostiene que "permitir que se violen impunemente los derechos humanos atrasa". "Nos trae recuerdos deun país sin retorno que los argentinos nos juramentamos dejar definitivamente atrás en 1983", opinaron.

En este sentido, prometieron usar "todos los recursos constitucionales para que ni Formosa ni Argentina den un paso atrás en elejercicio pleno de los derechos humanos y las garantías para su ejercicio".