Los principales dirigentes de la oposición política hicieron arder ayer las redes sociales luego de que se conociera la decisión de la Gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, de desprenderse de la contadora María Fernanda Inza ante las denuncias que involucran a Cambiemos en la existencia de presuntos aportantes falsos a sus campañas.

"Hace una semana la gobernadora de la provincia designó a Inza como Contadora General de Gobierno. Esta designación requiere previamente la conformidad del Senado" bonaerense, señaló a través de su cuenta de Twitter el intendente de Esteban Echeverría y vicepresidente del PJ Bonaerense, Fernando Gray, quien afirmó que "ningún senador peronista aprobó está propuesta. Desde la oposición advertimos esta situación".

Por su parte, el diputado por el Frente Renovador, José Ignacio De Mendiguren, consideró como "bueno que la gobernadora tome nota y actúe hasta las últimas consecuencias para poder esclarecer este gravísimo problema sobre los aportantes falsos en la última campaña electoral".

En tanto que su par por el FpV- PJ, Mayra Mendoza, retwitteó un tuit del periodista Roberto Navarro, en el que se podía leer: "Destaparon la olla con la investigación de Juan Amorín por los aportantes truchos de Cambiemos", tras lo cual agregó que ni Vidal, ni Macri "tienen respuestas sobre el uso de datos y de dónde sacaron el dinero para la campaña".

Otra que se sumó a la ola de criticas, fue la también diputada por el FpV, Gabriela Cerruti, quien dijo que ya se sabe que los aportantes truchos "no pusieron los millones de la campaña. Lo que todavía no sabemos es quién la puso y necesitaba blanquearla".