El gobernador electo de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró que al asumir busca "volver a convertir" a la provincia "en el corazón productivo del país", y remarcó que "si el objetivo del Estado es crear trabajo, entonces también es crear empresas".

Así lo manifestó en la cena anual de empresarios y comerciantes que constituyen la fuerza productiva de La Matanza, donde estuvo acompañado por los anfitriones del evento: la vicegobernadora electa Verónica Magario, y el intendente electo del distrito, Fernando Espinoza.

"Después de reconstruir lo destruido, lo que tenemos que hacer es volver a integrar a la provincia de Buenos y Aires y volver a convertirla en el corazón productivo del país”, alentó Kicillof, y de cara al cambio de gestión propuso: "Vamos a ser un gobierno que aún con las dificultades que tenga, tiene un objetivo y un rumbo definido. El objetivo es crear trabajo, porque gobernar es crear trabajo. Vamos a generar empleo para tener una provincia productiva”.

En este sentido, profundizó: “El peronismo como movimiento histórico, el peronismo que acaba de ganar la elección nacional y provincial, tiene que asegurar que haya trabajo. Y para que haya trabajo tiene que haber empresas. Y para que haya empresas tienen que haber condiciones de estabilidad, de inversión, de mercado, porque si el objetivo del Estado es crear trabajo, entonces también su objetivo es crear empresas”.

Por su parte, Magario, aún intendenta de La Matanza, planteó "hay que dejar de invertir en la especulación financiera y que hay que empezar a invertir en quien genera el trabajo, en la mano de obra, en el consumo, y sin duda en las empresas de origen nacional". "Los caminos se eligen; aquí lo eligió Fernando hace mucho tiempo, cuando este distrito levantó sus industrias, promovió sus Pymes y fuimos declarados la Capital Nacional de la Producción y del Trabajo. Eso es voluntad de gobernar”, resaltó.

Espinoza enfatizó sobre el valor y la capacidad de los empresarios que durante estos años de crisis pudieron sostenerse. “Que a pesar de todo y contra toda tormenta, temporal, diluvio y tsunami que pasaron en estos cuatro años, nuestros empresarios sigan trabajando para sostener sus empresas, deja en claro que La Matanza es la capital de la resistencia. Y es así por estos empresarios, por estos trabajadores que siguen de pie, a pesar de todo, poniendo hasta lo que no tienen para dar trabajo a la gente y para hacer crecer a la provincia de Buenos Aires y a la Argentina”, señaló.