La Unión de Trabajadores de la Educación ( UTE) convocó para este lunes a un paro de actividades de los educadores porteños. Con esa medida plantean la exigencia para que en todos los niveles de escolaridad de la Ciudad de Buenos Aires "se pase a la virtualidad”, reclamando también la entrega de dispositivos y conectividad para los estudiantes.

Al anunciar la medida de fuerza los docentes ratificaron también su planteo para solicitar "la vacunación de la totalidad de los trabajadores de la educación", en el contexto de la pandemia.

Eduardo López, adjunto de la UTE que también se desempeña como secretario general de la CTA /CABA y gremial de CTERA le resaltó a BAE Negocios que el gobierno de la Ciudad vuelve a poner de manifiesto “su negacionismo sanitario” en relación a los anuncios del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación Soledad Acuña sobre el regreso a las clases presenciales en las escuelas de la Ciudad.

“Luego de la arbitraria e innecesaria decisión política de prohibir totalmente las actividades escolares que se podrían haber dictado de forma remota anuncian el retorno a la presencialidad", consideraron desde la UTE.

El paro se decretó luego de diferentes plenarios llevados adelante por los educadores, donde según López “denunciamos que se nos impidió garantizar las clases virtuales y durante miércoles, jueves y viernes realizamos actividades para sostener el lazo pedagógico que pretendieron cortar".

Desde ese sindicato reiteraron su postura frente a lo que consideran un retorno al dictado de clases presenciales “que solo se enmarcada en una campaña de marketing político que el Jefe de Gobierno prioriza por encima de la salud de la comunidad educativa".

La UTE expresó también que la postura asumida tiene fuerte basamento en “los profesionales de la salud que solicitan que se restrinjan más actividades entre ellas la escuela, con los números de contagios y muertes muy superiores a los que había el viernes 21 de mayo sumado a las bajas temperaturas propias de esta altura del año, deciden enviar nuevamente a los niños y a sus docentes a exponerse en las calles y las aulas".

Se pagan

En cuanto al conflicto con sindicatos docentes y la administración porteña se supo que el Juzgado Nacional del Trabajo de Primera Instancia N°4, le ordenó al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “que se disponga el cese del comportamiento antisindical” y que proceda a la inmediata devolución de los descuentos que se aplicaron por medidas de fuerza durante abril.

La Justicia laboral hizo lugar a una presentación judicial del sindicato docente Ademys.