Los trabajadores de los casinos de la provincia de Buenos Aires realizaron un paro de 24 horas tras conocerse el cierre de tres salas de juego en ciudades costeras, algo que interpretar como la intención del gobierno bonaerense de avanzar en un proceso de privatización. según dijo Roberto Paéz, secretario general de la Asociación Gremial Empleados Administración Maestranza y Servicios de Casinos (AMS).