Oscar Parrilli, senador y ex director de la  Agencia Federal de Inteligencia (AFI), presentó hoy un escrito para pedir la nulidad de todo lo actuado en la causa del Memorándum de entendimiento con Irán, y el sobreseimiento de los imputados.

El senador por Neuquén remarcó que la reapertura de la causa "fue la excusa para sortear un vicio que la causa contenía de origen: la ausencia absoluta de actividad delictiva de los aquí imputados, acreditada hasta el hartazgo y ratificada por los ya obvios hallazgos posteriores de parte de la respuesta de Interpol”.

“La nulidad de los actos sucesivos a la reapertura de la causa se fundan en decisiones adoptadas por dos jueces de la Cámara Federal de Casación Penal, cuyos actos indecorosos y de clarísima parcialidad exigen su censura desde el día 29/12/2016”, expresó Parrilli en el escrito al que tuvo acceso Télam, presentado ante el Tribunal Oral Federal 8, donde se tramita la causa.

Además, Parrilli solicitó el sobreseimiento de todos los imputados por inexistencia de delito “ya que Interpol confirmó el año pasado que sólo el juez de la causa (Rodolfo Canicoba Corral) podía levantar las alertas rojas”.

“Por lo tanto, ni (la vicepresidenta de la Nación) Cristina Fernández de Kirchner ni nadie que no fuera el juez podrían haberlo hecho. Era un delito imposible de cometer por otro que no fuera el juez”, explicó.

Este miércoles, la vicepresidenta solicitó lo mismo al reclamar que se declare nula la causa y se dicte el sobreseimiento de todos los “injustamente” imputados en el caso.

A lo largo de 82 carillas, los abogados de la expresidenta -una de las enviadas a juicio- argumentaron ante el Tribunal que las “severas” irregularidades cometidas por jueces que hicieron visitas al expresidente Mauricio Macri durante su mandato, deben derivar en la nulidad de todo lo actuado desde que ambos intervinieron en la causa abierta por denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.