El senador oficialista Oscar Parrilli anunció que el Frente de Todos impulsará un proyecto para crear una comisión bicameral en el Congreso de seguimiento para monitorear el funcionamiento del Poder Judicial. La propuesta fue rechazada desde Juntos por el Cambio.

El neuquino, dirigente de confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner, consideró que eso es lo que sugirió el presidente Alberto Fernández durante su discurso ante la Asamblea Legislativa el pasado lunes. "El Presidente lo que dijo es que el Poder Legislativo tiene que asumir el rol que le corresponde, habló de un control cruzado, de control de los poderes, y sugirió la creación de una comisión bicameral que se encargue de analizar, estudiar, discutir y que la sociedad vea cómo está actuando el Poder Judicial", indicó Parrilli.

Al respecto, el senador precisó en declaraciones radiales que esa comisión se encargaría de estudiar "qué cambios hay que hacer para tener una Justicia al servicio de la gente, que sea independiente y que falle en base a las pruebas y no responda a la presión de nadie".

Consultado sobre si los jueces deberían presentarse a dar explicaciones ante esa eventual comisión bicameral, Parrilli respondió: "Esperemos que así sea y que concurran, estamos acostumbrados a fiscales rebeldes que no se presentan ante la Justicia".

De esta manera el legislador oficialista aludió al fiscal federal Carlos Stornelli, quien también fue señalado por el jefe de Estado en su discurso ante el Congreso por encontrarse procesado en una causa, haberse negado a declarar y continuar en su cargo.

En este sentido, y en línea similar a lo que planteó Fernández, Parrilli señaló: "Tenemos un fiscal prófugo que actúa. Como dijo ayer el Presidente, inventaron una teoría del poder residual para poner presos a personas inocentes y algunas personas que tienen poder real siguen funcionando. Es una cosa digna de toda perplejidad".

rechazo opositor

Legisladores de Juntos por el Cambio calificaron como "inaceptable" la idea del oficialismo y sostuvieron que sería una "caza de brujas", porque esa función ya la cumple el Consejo de la Magistratura.

"Con evidente abuso de autoridad el kirchnerismo se quiere atribuirse facultades que la Constitución Nacional le da al Consejo de la Magistratura y al Jurado de Enjuiciamiento", evaluó el jefe del interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio, Mario Negri, en relación a la idea planteada ayer por el senador Oscar Parrilli.

Tras calificar la iniciativa a través de Twitter como "una comisión bicameral inquisidora de jueces y fiscales", el diputado opositor sentenció: "Inaceptable, no pasarán".

En tanto, su par del Senado, Luis Naidenoff, sostuvo que la iniciativa es "una nueva embestida para apretar y amedrentar a los magistrados que no se doblegan ante el poder, como quienes condenaron a Lázaro Baez por lavado o a De Vido por corrupción".

Por su parte, el diputado radical Gustavo Menna indicó que "para investigar tiene que haber una denuncia concreta" y remarcó: "En tal caso, la investigación le corresponde al Consejo de la Magistratura. Lo demás es una caza de brujas contraria a la Constitución, que en ninguna parte le ha dado atribuciones a una comisión".

Su colega Brenda Austin aludió al discurso de Fernández ante el Congreso e ironizó: "Resulta que 'control cruzado' quería decir crear una Comisión Bicameral que persiga y controle jueces".

El mendocino Luis Petri también se expresó a través de las redes sobre el tema y señaló: "Arrancó el macartismo y la caza de brujas al Poder Judicial y su Corte, utilizando al Congreso como plataforma de lanzamiento".

"Por ello, las elecciones de este año son cruciales y definitorias, nos jugamos nada más y nada menos que las bases en la que se asienta la República", agregó.